Salud de los hombres

Seminoma del testículo: causas, síntomas y tratamiento.

Pin
Send
Share
Send
Send


Los tumores malignos de los testículos ocupan solo un pequeño porcentaje (hasta el 1%) de todas las neoplasias encontradas en los hombres. Pero durante el último medio siglo, la incidencia casi se ha duplicado, y el cáncer testicular (OC) es más común en personas jóvenes de 20 a 30 años. El seminoma es el tipo de cáncer testicular más común y más agresivo. ¿Cuáles son las causas de esta patología? ¿Cómo detectarlo y tratarlo a tiempo? Hablaremos de esto en este artículo.

Caracteristicas de la enfermedad

El seminoma del testículo es una formación maligna que se presenta solo en los hombres. Pertenece a tumores germinativos, es decir, se desarrolla a partir de células involucradas en la producción de espermatozoides. La oncología de los testículos generalmente afecta a los hombres de 20 a 40 años de edad, pero hay casos de la enfermedad en los niños y en los ancianos.

Un tumor de células germinales no prematuro del testículo es el segundo grupo de tumores, se diferencia únicamente en las características de los tejidos y puede contener componentes de seminoma.

De acuerdo con la estructura, el seminoma es un nodo denso o varios nodos que están delimitados del testículo. La necrosis y las hemorragias no son típicas de este tipo de cáncer.
El desarrollo del cáncer testicular se expresa por la aparición de un engrosamiento que, por regla general, no causa sensaciones dolorosas. A medida que el tumor crece, el testículo crece y se deforma. El tamaño del nodo alcanza 5 cm o más. Básicamente seminoma unilateral. La derrota de los dos testículos es rara (2% de los casos).

Metastiza dicho tumor por vía linfogénica y hematógena. Los primeros en sufrir son los ganglios linfáticos ilíacos, inguinales y paraaórticos, luego los órganos abdominales. Entre las distantes - metástasis en los huesos, pulmones y riñones. Predominantemente común en el testículo derecho.

Síntomas de la enfermedad

En las primeras etapas, los síntomas del simenoma testicular pueden estar ausentes. El primer signo es la aparición de un tumor palpable en el escroto (o en el estómago con criptorquidia) y un aumento en los testículos. Tal educación puede ser indolora. Por estas razones, los sellos a menudo se encuentran por casualidad por el propio hombre o el médico durante el examen.

Síntomas de la enfermedad

Con la progresión del seminoma, aparecen los siguientes síntomas:

  • dolor agudo Ocurre cuando un tumor crece y hace metástasis. El dolor puede ir a la ingle, abdomen y espalda baja. Estos síntomas son el resultado de metástasis en los ganglios linfáticos inguinales, paraaórticos o retroperitoneales. El dolor severo puede ser un signo de infarto testicular o hemorragia causada por la presión arterial alta,
  • Sensación de pesadez en el testículo.
  • violación de la micción (debido a la compresión de los canales urinarios),
  • hinchazón de la pierna (debido a la presión sobre la vena cava),
  • trastornos hormonales. En los adultos, se manifiestan como impotencia y libido reducida, en los niños: pubertad prematura (vello corporal, cambio de voz)
  • Decoloración de la piel.

En las últimas etapas del cáncer de testículo en los hombres, la condición del paciente empeora, se siente débil, cansado, está plagado de dolores de cabeza, su temperatura corporal está elevada.

Las metástasis a distancia causan varios síntomas que dependen del órgano afectado. Si el hígado se ve afectado, la ascitis, la ictericia se desarrolla, el órgano aumenta. Con metástasis en los pulmones, aparece una tos con sangre y falta de aliento, y dolor y dolores en los huesos.

Seminoma testicular: estadios y clasificación

Seminoma se divide en:

  1. Clásico (diagnosticado en el 85% de los casos).
  2. Anaplástico (10% del total por semilla). Esta especie es más maligna, hay un polimorfismo pronunciado en las células y en los núcleos de un tumor de este tipo, hay una gran cantidad de mitosis (divisiones). Los componentes del seminoma anaplásico pueden estar presentes en una variante típica o en sus metástasis.
  3. Espermatocito (5%). También más peligrosa que la versión clásica. Se compone de 3 tipos de células, a veces con quistes y áreas de hemorragia. Alcanza las tallas grandes (15 cm). Ocurre principalmente en hombres a partir de los 50 años.

Simenoma espermatocítico y anaplásico agresivo, tratarlos mucho más difícilmente, pero son raros.

Etapas del seminoma de los testículos:

  1. En la primera etapa, el tumor se localiza dentro del testículo. No se observan metetasas. El pronóstico es muy bueno: 95% de recuperación.
  2. El tumor está creciendo. Hay metástasis adyacentes en los ganglios linfáticos retroperitoneales.
  3. En la tercera etapa, el seminoma crece más allá del testículo, se deforma, la metástasis se extiende a los ganglios linfáticos u órganos distantes.

La determinación de la etapa del cáncer juega un papel muy importante. Las tácticas de tratamiento dependen de la extensión del tumor. El diagnóstico debe pasar rápidamente, porque el cáncer testicular puede progresar rápidamente, y en unos pocos meses puede pasar de la primera etapa a la segunda y tercera.

Diagnóstico del seminoma testicular.

El médico primero examina y palpa para determinar la naturaleza y el tamaño del tumor. También es importante la toma precisa de la historia.
Para confirmar el diagnóstico de seminoma del testículo derecho o seminoma del testículo izquierdo, se utiliza una ecografía escrotal. El examen de ultrasonido le permite obtener una imagen en capas del testículo, donde puede ver el tumor, su ubicación y excluir otras enfermedades con síntomas similares (por ejemplo, hidropesía). Para determinar la metástasis en órganos cercanos, ganglios linfáticos y vasos sanguíneos, se realizan urografía, linfografía y venokavagraphy.

En casos raros, se realiza una biopsia de testículo, durante la cual se punza una aguja y se recoge el biomaterial del tumor. Luego lo envían a un laboratorio para investigación, donde se determina con precisión la presencia y el tipo de cáncer. Una biopsia se usa solo cuando no es posible obtener resultados precisos por otros medios, ya que es bastante peligrosa en esta patología.

Se realiza una ecografía abdominal después de confirmar el diagnóstico para ver posibles metástasis. Si sospecha de un cáncer distante, también deberá realizarse una radiografía de tórax, una tomografía computarizada del hígado, una resonancia magnética y otros estudios, según el órgano que esté afectado.

Otra prueba necesaria es una prueba de sangre para los marcadores tumorales. Te permite detectar la presencia de un cierto tipo de cáncer. Todos estos procedimientos tienen como objetivo determinar con precisión la etapa y la prevalencia de la enfermedad para seleccionar el método de tratamiento adecuado en función de los resultados obtenidos. También depende de si se encontró un tumor testicular seminomérico o no seminomérico, ya que las tácticas para cada especie son diferentes.

Tratamiento del seminoma testicular.

La primera etapa del tratamiento del cáncer testicular en hombres es la extirpación quirúrgica del tumor. Durante la cirugía, un testículo extirpado de una orfiductomía con un apéndice, un cordón y conchas. Ocurre una orquiectomía bilateral, se hace, si los tumores están en ambos testículos. En presencia de indicaciones, extirpar los ganglios linfáticos aproximados o los ganglios de la cavidad abdominal.

Después de la orquiectomía, nuevamente realizan investigaciones sobre marcadores tumorales, realizan una tomografía computarizada de órganos y rayos X. Esto es necesario para determinar los resultados de la operación: es importante saber si el tumor y la metástasis se eliminaron por completo.

La segunda etapa del tratamiento es la quimioterapia o la radioterapia. Estos métodos se utilizan para destruir las células cancerosas residuales y prevenir su propagación. En algunos casos, en la primera etapa, es suficiente realizar una orquiectomía total sin tratamiento adicional.

La terapia postoperatoria se selecciona según la etapa del seminoma y el tamaño de las metástasis.

Las etapas курс y ΙΙ generalmente se prescriben como un curso de radiación en la ingle y los ganglios linfáticos abdominales. También puede incluir el área de los ganglios linfáticos paraaórticos e ilíacos. Si la radioterapia no produjo resultados (y esto ocurre solo en el 5% de los casos en la primera etapa y en el 25% en la segunda), se prescribe una quimioterapia adicional.

La quimioterapia para seminomina testicular se recomienda para pacientes con cáncer extenso y metástasis a distancia. Los pacientes necesitan 4 cursos. La regresión completa al final del tratamiento se observa en el 75% de los pacientes. En algunos pacientes con metástasis de más de 10 cm, no es posible destruir completamente el tumor.

La química con simenoma es más efectiva que la radioterapia, pero tiene un efecto devastador no solo en las células tumorales, sino también en el organismo en general. Por lo tanto, los médicos intentan prescribir el uso de dichos medicamentos solo en casos extremos, cuando es realmente necesario. Cualquier tratamiento del seminoma de los testículos se lleva a cabo de acuerdo con diferentes esquemas y se prescribe estrictamente individualmente.

Después de todas las manipulaciones se deben examinar regularmente dentro de 5 años. Los pacientes se someten a un análisis de sangre para detectar marcadores tumorales cada 2 meses (el primer año después de la cirugía), el año siguiente, una vez cada 3 meses y luego con menos frecuencia. Además, periódicamente debe realizar una ecografía y una TC para controlar constantemente el estado del paciente y, a tiempo, detectar una recaída.

En los hombres que se han sometido a una cirugía para extirpar el testículo, los niveles de testosterona pueden disminuir, debido a que el deseo sexual disminuye, la persona se vuelve más irritable y aumenta de peso. Para restablecer los niveles de testosterona, se prescribe la terapia de reemplazo hormonal.

El seminoma del testículo en las primeras etapas se trata con éxito, por lo que debe detectarse a tiempo. Esto es más difícil porque los síntomas del seminoma testicular están ausentes en muchos casos, y los pacientes a menudo se quejan de que hay señales de metástasis. Para evitar esto, es importante someterse a un examen regular, especialmente para las personas que están en riesgo.

Pronóstico del seminoma testicular

¿Cuántas personas viven después del tratamiento del seminomus testicular? Las personas con estadios y que se sometieron a una orquiectomía total, viven en otros 5 años en el 90% de los casos, el 80% de los pacientes viven hasta 10 años. Pero este indicador también está influenciado por el tipo de tumor: si se trata de un seminoma anaplásico, se observa una supervivencia a 10 años en solo el 70% de los pacientes. Para la etapa, este porcentaje es mucho menor: alrededor del 60-70% de la supervivencia de cinco años después de someterse a la terapia.

Las recaídas no ocurren con frecuencia (de 5 a 20%), su probabilidad depende del tamaño de la metástasis.

El pronóstico del seminoma de los testículos en relación con la probabilidad de tener hijos es bastante bueno: en la mayoría de los casos, después de la cirugía para extirpar un testículo, el hombre mantiene una función reproductiva y puede llevar una vida sexual normal, ya que un testículo puede hacer frente a estas funciones. Pero las consecuencias tales como la infertilidad o los problemas de erección no se excluyen, por lo tanto, es conveniente preservar el esperma para su posterior almacenamiento antes de comenzar el tratamiento.

Para una apariencia estética, durante la cirugía, se puede insertar una prótesis debajo de la piel en el sitio del testículo extirpado.

¿Qué se puede hacer para prevenir el cáncer testicular?

  • Tratamiento oportuno de la criptorquidia. Esto reducirá el riesgo de cáncer.
  • Sondeo independiente y, si encuentra algún sello, contacte a su urólogo.
  • Evitar lesiones en el escroto.

Es imposible predecir la aparición de cáncer testicular, ya que se desconocen las causas exactas de su aparición. Lo único que se puede hacer es examinar regularmente (una vez al año) y reaccionar a tiempo cuando aparecen los signos de seminoma. ¡Estas simples acciones pueden prolongar significativamente tu vida!

Características de la enfermedad.

Seminoma bajo el microscopio.

Un tumor se forma a partir de células germinales (pluripotentes). El área principal de daño es la estructura del testículo. La mayoría de las veces, la neoplasia se desarrolla en hombres de edad mediana y mediana. En casos excepcionales, la patología puede ocurrir en hombres en la vejez y en niños pequeños.

El seminoma se considera una patología común, ya que representa aproximadamente el 40% de todos los tumores que se producen en los testículos. Las neoplasias que se forman en el tejido testicular constituyen el 90% de todas las formaciones tumorales en los hombres.

El principal riesgo es una neoplasia diagnosticada como cáncer. El diagnóstico y el tratamiento oportunos desempeñan un papel importante en el pronóstico de la enfermedad. El seminoma testicular es tratable, pero con el desarrollo de un proceso patológico maligno, puede haber mayores riesgos para la vida del paciente.

Proceso precanceroso

La causa de la patología puede ser la neoplasia tubular de células germinales. En el proceso de cambios, las células mutantes se activan, provocando el desarrollo de un cáncer. Un rasgo característico de la semilla es la capacidad de recaída, incluso después de que la neoplasia se haya eliminado por completo mediante cirugía.

Herencia

En la consulta del doctor

La enfermedad se hereda. En la mayoría de los pacientes, uno de los familiares había sufrido previamente un tumor de seminoma. Esta es la razón más común. El tipo de herencia genética de la propensión a la patología puede ser diferente. No siempre la enfermedad se transmite de generación en generación. La mutación celular hereditaria puede ocurrir durante varias generaciones.

Criptorquidia

La aparición de la enfermedad a menudo se detecta con criptorquidia. Cómo estas dos patologías están interconectadas no es seguro. Algunos expertos creen que las enfermedades comunes incluyen factores patógenos y etiológicos comunes. Otros sugieren que lo común entre estas enfermedades es una relación causal.

Las razones como el tabaquismo y el trauma no son apoyadas por los científicos. Lo más probable es que los factores provocadores sean las enfermedades enumeradas anteriormente y la predisposición genética.

Clasificación

Según el cuadro clínico y las características del seminoma, el tumor se divide en tres tipos. El tipo de tumor que tiene el paciente se determina individualmente.

Existen los siguientes tipos de tumor testicular:

  • tipico
  • espermatocito
  • anaplásico

El primer tipo se detecta en el 85% de los pacientes. Ocurre en hombres de 20 a 40 años. El factor provocador es la criptorquidia. El tumor se presenta como un solo nodo (rara vez varios nodos). El color del tumor es blanco con un ligero brillo. Los granulomas tuberculosos no siempre se diagnostican.

El seminoma espermatocítico se diagnostica en solo el 5-10% de los pacientes. Su peculiaridad es que la enfermedad se desarrolla en la mayoría de los casos en hombres mayores de 50 años. La superficie del tumor tiene un tinte amarillo y está cubierta con moco. Cuando la incisión puede detectarse hemorragia, así como necrosis o quiste. Los granulomas están ausentes.

El seminoma anaplásico se detecta solo en el 5-10% de los pacientes, así como en los espermatocíticos. Su personaje es más agresivo. La forma de las células de los tejidos patológicos puede ser diferente. La severidad de la neoplasia es débil. Los granulomas no son detectables.

El grado de diseminación del tumor en el cuerpo se estima por los grados utilizados para diagnosticar el cáncer.

  1. Primero: la formación de tumores, en los cuales el testículo aún no se ha deformado, y la membrana proteica está intacta.
  2. Segundo: el seminoma es local, la membrana proteica está afectada, el testículo está deformado.
  3. Tercero: la propagación de la metástasis a los ganglios linfáticos se agrega a los procesos patológicos existentes.
  4. Cuarto: el cuadro clínico general se complica por la derrota de las metástasis de los órganos internos.

Vale la pena señalar que el tumor puede tener un carácter benigno. En este caso, la clasificación del desarrollo de la enfermedad según las etapas no se tiene en cuenta, ya que la patología avanza no según el esquema descrito.

Síntomas de la seminómica.

Problemas con la potencia.

La sintomatología del seminoma puede estar ausente durante el curso de la enfermedad. Solo en algunos casos, los pacientes experimentan molestias y dolor en el área de la ingle. Es posible diagnosticar una neoplasia solo evaluando la condición del órgano. En patología, el testículo crece y se engrosa.

En casos excepcionales, se observa:

  • trastorno de potencia
  • desorden del fondo hormonal
  • ginecomastia
  • pubertad anterior

Con el crecimiento del tumor hasta el tamaño máximo (30 cm), puede producirse una hemorragia en el testículo o ataque al corazón.

Síntomas observados de la enfermedad en la tercera etapa de desarrollo. En esta etapa, comienza la diseminación de la metástasis, que conduce a la interrupción del trabajo de otros órganos, y como resultado, la aparición de signos de la enfermedad.

Síntomas de metástasis

Dependiendo de la zona en la que se producen las metástasis, el paciente tiene ciertos síntomas:

  • Ganglios linfáticos retroperitoneales: dolor en la región lumbar
  • Nódulos linfáticos paraaortales: dolor en el abdomen e hinchazón de las piernas
  • Ganglios linfáticos intraabdominales: dolor abdominal y obstrucción intestinal
  • Hígado: hígado agrandado, ictericia y ascitis.
  • Pulmones: tos, dificultad para respirar y hemoptisis.
  • Esqueleto: dolor en los huesos.

Cuanto más progresa el proceso patológico, más empeora la condición del paciente. En la tercera etapa, se observan pérdida de peso, nerviosismo, anemia y debilidad. Los signos externos incluyen asimetría del escroto.

Diagnóstico de la enfermedad

En la mayoría de los casos, los pacientes acuden a una institución médica con quejas cuando ya hay metástasis.

Diagnosticar la enfermedad en esta etapa es fácil. Para determinar el cuadro clínico y establecer el diagnóstico, realice una serie de estudios diagnósticos:

  • encuesta y examen de pacientes
  • colección de análisis
  • examen de hardware

Es posible revelar una neoplasia con la ayuda de una ecografía del escroto y los órganos adyacentes. Para detectar metástasis, el médico envía al paciente a un diagnóstico de hardware:

  • radiografía de tórax
  • Resonancia magnética
  • TC abdominal
  • gammagrafía del tejido óseo esquelético

Могут быть назначены и дополнительные методы обследования в зависимости от стадии патологии и особенностей организма.

El paso obligatorio es la entrega de pruebas para marcadores tumorales. Es este estudio el que determina si un tumor es maligno.

Tratamiento del tumor

Se está tratando un tumor que se desarrolla en el testículo. Pero la etapa de patología en la que se diagnosticó la enfermedad desempeña un papel importante. En las etapas iniciales de progresión, la enfermedad puede curarse completamente.

En las dos primeras etapas, un método terapéutico de exposición. Sin embargo, la terapia se realiza mediante radiación o radiación química. En la tercera etapa es posible la cirugía.

El seminoma más peligroso en la tercera y cuarta etapa, cuando las metástasis no solo penetran en los ganglios linfáticos y otros órganos, sino que también comienzan a crecer. Es la forma maligna de la enfermedad que aumenta el riesgo de muerte. En algunos casos, el paciente es rescatado mediante la extirpación del órgano afectado, así como los tejidos con metástasis. El tratamiento se lleva a cabo de forma individual, ya que una gran cantidad de factores afectan el esquema de toda la terapia.

La quimioterapia se realiza necesariamente después de la extirpación del tumor. Además, la técnica se utiliza durante varios meses después de la cirugía. La exposición química es la única opción de tratamiento que previene la propagación de metástasis y el crecimiento de células cancerosas.

Tratamiento por etapas

Los testículos del semenoma se desarrollan en el cuerpo masculino en etapas. En consecuencia, el tratamiento de la patología se lleva a cabo dependiendo de la etapa en que se detectó la enfermedad. Naturalmente, el tratamiento en la primera etapa se lleva a cabo con más éxito, además, el cuerpo no está expuesto a los fuertes efectos de la intervención médica.

Primera etapa

La neoplasia afecta solo el testículo, por lo que todas las acciones de los médicos tienen como objetivo eliminar el tumor, hasta que comience a avanzar. El tratamiento se realiza tras el paso del paciente un diagnóstico completo.

En la primera etapa de la patología, se realiza radioterapia a la cual se exponen los ganglios linfáticos de la ingle desde el lado de la formación del tumor, así como los ganglios linfáticos retroperitoneales. Puede estar indicada la irradiación de la región supraclavicular y los ganglios linfáticos mediastínicos.

En la mayoría de los casos, en la primera etapa, el seminoma deja de progresar después de varios cursos de radioterapia. Pero según las estadísticas, en el 5% de los pacientes la neoplasia sigue creciendo. Luego se aplica quimioterapia combinada con medicamentos (platino).

Segunda etapa

El crecimiento del tumor y el desarrollo de metástasis en los ganglios linfáticos (retroperitoneal). El tratamiento en la segunda etapa depende del tamaño y número de formaciones metastásicas. Si el paciente tiene una educación de menos de cinco centímetros, el método de radiación del tratamiento terapéutico de los ganglios linfáticos inguinales e ilíacos se prescribe con mayor frecuencia. Después del final del tratamiento, las recaídas ocurren solo en casos raros.

Si se detectan más de cinco centímetros como resultado del diagnóstico de formaciones, la radioterapia no proporciona el mismo porcentaje alto de pronóstico positivo. La tasa de recurrencia es más de cinco veces.

Por lo tanto, los expertos prefieren recomendar quimioterapia a los pacientes.

Causas del desarrollo del seminoma.

Las causas de la enfermedad no están precisamente establecidas. Los investigadores señalan una serie de factores que contribuyen al desarrollo de los seminomas. Los tumores de células germinales a menudo se producen en el fondo de un proceso precanceroso previo: neoplasia intraocular de células germinales. El tejido modificado contiene células mutadas que, en un escenario desfavorable, pueden dar lugar a un tumor maligno. Los seminomas también pueden aparecer nuevamente, algún tiempo después de la extirpación quirúrgica radical del tumor primario.

La herencia adversa es esencial: según los estudios, los parientes sanguíneos de un seminoma se diagnostican con más frecuencia que el promedio de la población. En este caso, el tipo de herencia puede ser cualquiera, por lo que los tumores a menudo se desarrollan no con parientes, sino con parientes lejanos o se detectan después de varias generaciones. Los expertos también notan la conexión del seminoma con el hiperestrogenismo, incluso debido a anomalías genéticas, por ejemplo, el síndrome de Klinefelter. En tales casos, a menudo se detecta la localización extragonadal seminoma.

Esta patología a menudo se diagnostica con criptorquidia, pero la relación entre las enfermedades aún no se ha aclarado. Algunos investigadores sugieren que el seminoma y la criptorquidia tienen una serie de factores etiológicos y patogénicos comunes. Otros creen que existe una relación causal entre las enfermedades. Algunos científicos señalan un posible aumento en el riesgo de desarrollar seminoma con el uso constante de grandes cantidades de productos lácteos. El vínculo entre los tumores de células germinales y el tabaquismo está ausente. Los resultados de la investigación no respaldan la versión del aumento de la probabilidad de un seminoma después de una lesión traumática.

Tercera etapa

Operación de eliminación

En la tercera etapa de desarrollo, el seminoma es tratable, pero su distribución afecta a varios tipos de ganglios linfáticos y órganos internos. Para hacer frente al tumor principal y la metástasis, es necesario someterse a cursos de quimioterapia. La duración del curso completo se determina individualmente. En la mayoría de los casos, el paciente debe someterse a cuatro ciclos de quimioterapia con un intervalo de tres semanas.

En este caso, el tumor puede encogerse o desaparecer espontáneamente. Un resultado similar del tratamiento se observa en el 70% de los pacientes. En algunos pacientes con metástasis grandes, pueden permanecer masas residuales de neoplasias, lo que lleva a una recaída. La cirugía para extirpar un seminoma se muestra en solo el 15% de los pacientes con una masa tumoral residual.

Cuarta etapa

La última etapa se considera la más peligrosa, ya que en la mayoría de los casos no es operable. La quimioterapia y el tratamiento adicional se llevan a cabo para mantener la vida del paciente. La intervención quirúrgica se realiza en casos excepcionales. En la cuarta etapa, la metástasis afecta un área demasiado grande.

El tratamiento de la última etapa de la progresión del tumor se lleva a cabo de acuerdo con todos los métodos de tratamiento del cáncer, incluido el uso de analgésicos narcóticos y un curso de quimioterapia. La vida útil de un paciente depende de muchos factores.

El seminoma es una forma peligrosa de la enfermedad. Sin embargo, con el tratamiento adecuado, la probabilidad de reabsorción de la neoplasia es alta. La terapia repetida se realiza en caso de recurrencia o detección de marcadores tumorales.

Todos los pacientes con un diagnóstico de seminoma deben ser controlados regularmente por un médico durante cinco años. Este período se da a la probabilidad de re-desarrollo de la enfermedad. Según las estadísticas, la recaída se detecta solo en el 10% de los pacientes. Para aumentar las posibilidades de recuperación, es necesario someterse a un chequeo regular con un médico, ante las primeras señales de que se debe contactar a especialistas y no automedicarse.

En promedio, el pronóstico de supervivencia en seminoma no es tan favorable en presencia de un cáncer. Estadística de supervivencia a cinco años, es solo del 40%. En forma benigna - desde el 90%. Estos datos indican una situación general, estas cifras no se pueden aplicar a un caso individual.

Recomendaciones

Cuanto antes se encuentre un tumor en el cuerpo humano, más posibilidades tiene de tener una vida larga y plena. Es posible identificar a un paciente durante el examen por un urólogo, que debe ser visitado al menos una vez cada seis meses. Es un examen realizado por un especialista que puede ayudar a determinar la enfermedad progresiva a tiempo.

En presencia de patología no se debe recurrir al uso de remedios populares. La medicina alternativa solo se puede usar con el permiso del médico y no en detrimento del tratamiento farmacológico. Incluso en ausencia de resultados positivos, no hay necesidad de rechazar los métodos médicos. La eliminación de una enfermedad tan peligrosa como el seminoma del testículo, debe ser tratada por especialistas calificados con experiencia en el tratamiento de las patologías del cuerpo humano.

¿Qué se está desarrollando?

Los testículos de los semenomas se desarrollan en el contexto de las siguientes patologías predisponentes:

  1. Atrofia testicular.
  2. Interrupción del equilibrio hormonal en el cuerpo.
  3. Criptorquidia. Esta patología se caracteriza por un testículo no descendido en el área del escroto.
  4. Proceso precanceroso (geoplasia intratubal de células germinales).
  5. Predisposición hereditaria: la mutación de las estructuras celulares se produce principalmente en 2-3 generaciones.
  6. Anormalidades genéticas (por ejemplo, enfermedad de Klinefelter). En este caso, hay un desarrollo de la educación que tiene una región extragonadal de ubicación.

Algunos expertos argumentan que el seminoma testicular puede desarrollarse como resultado de un daño mecánico o en el contexto de malos hábitos. Este hecho no ha sido confirmado científicamente. Las causas más probables son la predisposición genética y las enfermedades mencionadas anteriormente.

Medidas terapeuticas

Debido al hecho de que los tumores seminomas y no seminómicos en el testículo no dan síntomas tempranos, los pacientes acuden a la clínica ya en las últimas etapas de la progresión de la enfermedad, que son difíciles de tratar, ya que están acompañados de metástasis.

Cuando aparecen los síntomas, se requiere un diagnóstico completo.

Para eliminar la probabilidad de tales complicaciones, es necesario someterse a un diagnóstico tan pronto como sea posible. Para determinar la presencia de un tumor, puede usar un escroto de ultrasonido. Para determinar las metástasis se asignan radiografías, resonancia magnética del hígado y TC del peritoneo, así como gammagrafía ósea. Entre las medidas adicionales de diagnóstico debe distinguirse la prueba de sangre para los marcadores tumorales para determinar la malignidad de la formación.

La educación en el campo del testículo con tratamiento oportuno al médico se somete a tratamiento.

El pronóstico de esta enfermedad depende de la etapa del proceso patológico. En las etapas iniciales de desarrollo, la enfermedad puede ser completamente curada. Es importante realizar un diagnóstico diferencial, ya que el disgerminoma testicular tiene síntomas similares. En este caso, se necesita una táctica de tratamiento completamente diferente.

Después de la eliminación de la formación, el tratamiento de quimioterapia es obligatorio. Este método se utiliza durante 2 a 4 meses después de la extirpación quirúrgica del tumor. La radioterapia es necesaria para detener la propagación de metástasis y prevenir el desarrollo de recaídas.

Las medidas de tratamiento se toman dependiendo de la etapa en que se encuentre la enfermedad:

El pronóstico es favorable. La enfermedad no amenaza la vida del paciente, pero requiere la adopción de medidas drásticas. Los síntomas están prácticamente ausentes. Las acciones terapéuticas están dirigidas a extirpar el tumor para prevenir una mayor progresión de la enfermedad. La terapia se prescribe sobre la base de los resultados del diagnóstico e implica radioterapia en el área de los ganglios linfáticos retroperitoneales y desde el sitio de localización de la neoplasia. En la mayoría de los casos, estas medidas son suficientes para detener la progresión de la enfermedad. Varios cursos de radioterapia detienen el crecimiento tumoral en la etapa primaria de la enfermedad en el 95% de los casos. En los pacientes restantes, el seminoma testicular continúa aumentando de tamaño. Esto se corrige con la quimioterapia de combinación, que se basa en medicamentos que contienen platino.

En la segunda etapa de la enfermedad, se utiliza la radioterapia.

Los síntomas de la enfermedad son leves. Las tácticas de tratamiento dependen de si el tumor es benigno o maligno. Si el tumor testicular mide menos de 5 cm, se irradian los ganglios linfáticos ilíacos e inguinales. Después del tratamiento, las recaídas son bastante raras. Si el tumor mide más de 5 cm, entonces hay poco beneficio de la radioterapia. No se da un pronóstico positivo en este caso, y la probabilidad de recaída aumenta más de 5 veces. Por eso en este caso, la quimioterapia. Casi todos los pacientes en la segunda etapa de progresión de la enfermedad están completamente curados.

Los síntomas le dan mucha molestia al paciente. En esta etapa de progresión, el seminoma aún es tratable, a pesar de que se extiende a algunos órganos internos y ganglios linfáticos. En este caso, la quimioterapia es obligatoria. La duración del tratamiento depende de las características individuales de cada paciente. La mayoría de las veces es necesario someterse a 4 cursos de tratamiento, entre los cuales se toman un descanso de 3 semanas.

En la tercera etapa, la formación puede disminuir independientemente de tamaño y desaparecer por completo. Tal resultado se observa en el 70% de los casos. Si en este caso permanecen masas residuales del tumor, que se forman durante la metástasis, la probabilidad de recaída es muy alta. La extirpación quirúrgica se muestra solo en el 20% de los casos, si hay metástasis residual.

Esta etapa de progresión del seminoma en el testículo es la más peligrosa. Tal educación en la mayoría de los casos es inoperable. Todo lo que se puede hacer para ayudar al paciente es proporcionar tratamiento para soporte vital. La quimioterapia se prescribe para este propósito. En casos aislados, se realiza una operación que, por regla general, da un pequeño resultado, ya que las metástasis afectan áreas muy grandes.

La cuarta etapa de la enfermedad es la más peligrosa.

En la etapa 4 de la progresión del seminoma es necesario usar analgésicos narcóticos. La quimioterapia es obligatoria.

Previsiones futuras

Y, por último, considerar el pronóstico de la enfermedad. A pesar de que el seminoma es una enfermedad peligrosa, con un tratamiento adecuado y oportuno, el tumor puede desaparecer por completo. Dadas las estadísticas, podemos concluir que el re-desarrollo de la enfermedad ocurre en el 10% de los pacientes. Los pacientes diagnosticados de seminoma deben visitar regularmente a un especialista durante 5 años. Durante este período, existen riesgos de recurrencia. Para eliminar la posibilidad de complicaciones, no necesita automedicarse

El pronóstico de supervivencia en el seminoma del testículo no es muy favorable si hay una malignidad del tumor. Alrededor del 40% es la supervivencia a 5 años. Con un tumor benigno - más del 90%.

En el seminoma del testículo, el hombre puede permanecer discapacitado. La discapacidad se calcula de acuerdo con los siguientes criterios:

Grupo I: la formación se encuentra en el grosor del testículo, sin causar su deformación, mientras que la membrana proteica no está dañada. Las metástasis están ausentes.

I I Un grupo: el testículo está deformado, el tumor crece a través de la cubierta de la proteína, no hay metástasis.

Grupo I I B: el testículo está deformado, el tumor crece a través de la cubierta de la proteína, hay metástasis a distancia.

I I I A group - la educación crece en el apéndice, hay derrame entre las membranas, no hay metástasis.

Grupo I I I B: el tumor tiene muchas metástasis regionales y puede afectar simultáneamente dos testículos.

Grupo IV A: un tumor testicular extenso se desintegra, crece hacia el cordón espermático o el escroto, no hay metástasis.

Grupo IV B: el tumor es extenso, las metástasis regionales no son removibles.

Cuando a los testículos del seminoma se les suele asignar discapacidad.

Prácticamente todos los pacientes que tienen una enfermedad son diagnosticados y las medidas de tratamiento primario no dan el resultado esperado.

El seminoma es una enfermedad peligrosa que se puede tratar en las primeras etapas de la progresión.

No tire de una visita al médico cuando los síntomas de la enfermedad. El pronóstico del seminoma del testículo depende de la puntualidad del tratamiento y la competencia de un especialista.

Síntomas y causas de la enfermedad.

Sabiendo qué es el seminoma testicular, uno debe entender los signos de la patología. El proceso de diagnóstico se complica por la implicación de los síntomas: un ligero aumento en el tamaño del testículo no causa mucha preocupación. A medida que creces, hay un dolor desagradable en el área afectada. Un rasgo distintivo en el desarrollo de la patología es un gran tumor de órganos, en medicina hay datos de crecimiento de hasta 30 cm.

A veces, la enfermedad se prolonga durante mucho tiempo de manera encubierta, brotando en estructuras cercanas y causando un aumento de la presión intracraneal, que provoca ataques cardíacos y hemorragias en los testículos. Después de eso, los pacientes acuden a la clínica con quejas de dolor intenso agudo en el foco de la lesión.

El recurso principal al médico en 10 de los 15 casos ya se observó durante la metástasis tumoral a los ganglios linfáticos, órganos distantes..

Seminoma seminal, síntomas:

  1. Dolor lumbar - con la derrota de los ganglios retroperitoneales,
  2. Dolor abdominal, hinchazón de las extremidades inferiores - debido a metástasis y compresión de la vena cava,
  3. Violación de la micción asociada con la compresión de los uréteres,
  4. Obstrucción intestinal
  5. Daño hepático, aumento de tamaño, desarrollo de ascitis: consecuencia de metástasis hepáticas, a veces es posible la ictericia.
  6. La derrota de los pulmones se expresa en dificultad respiratoria, tos, hemoptisis,
  7. Dolor óseo - esqueleto del paciente afectado.

La progresión de la patología conduce a un aumento de los síntomas. Los pacientes se vuelven inestables emocionalmente, se cansan rápidamente, manifiestan apatía, depresión.

Signos externos de seminoma:

  • явная асимметрия мошонки в сторону пораженного органа,
  • пальпация определяет опухоль в области яичка, при крипторхизме яйцо отсутствует, узел обнаруживается в области живота,
  • кожа мошоночного мешочка меняет цвет на желтоватый, серый.

En la etapa inicial del desarrollo, la palpación del ganglio no causa dolor, pero el crecimiento de la educación conduce al síndrome de dolor persistente o agudo. En este caso, el dolor cede en la ingle, el abdomen. Hay signos de intoxicación: fiebre, dolor de cabeza, náuseas y, a veces, pérdida del conocimiento.

La causa aparente de la enfermedad aún no se ha establecido. Sin embargo, hay una serie de factores que contribuyen al desarrollo de la patología:

  1. Procesos precancerosos en los testículos: neoplasia intratubular, otras mutaciones,
  2. Criptorquidia (sin dejar los testículos en el escroto): con este indicador, el riesgo de desarrollar oncología aumenta 5 veces y no disminuye después de la operación para bajar los testículos.
  3. desequilibrio hormonal,
  4. atrofia de los testículos,
  5. enfermedades de tipo endocrino
  6. predisposición genética
  7. lesión de testículo
  8. infertilidad

Es importante Es importante saber sobre el diagnóstico de seminoma, que esta es una enfermedad que puede repetirse. Es decir, cuando un tumor se extirpa en un testículo, existe la posibilidad de patología en otro..

Etapas de la patologia

El cáncer de testículo se suele distinguir de la siguiente manera:

  1. Clásico - diagnosticado en el 85% de los casos. Caracterizado por todos los signos enumerados.
  2. Annaplastic: toma el 10% de los casos y es considerado el más maligno, caracterizado por un pronunciado polimorfismo en las células. Los componentes del cáncer anaplásico se pueden detectar en una forma típica o con metástasis.
  3. Spermacytic (5%) es una variante aún más peligrosa, en la que hay tres tipos de células. A menudo acompañado de cistosis, hemorragias, el tumor alcanza un tamaño de 15 cm o más y ocurre en pacientes de 50 años de edad.

El cáncer espermatocítico y anaplásico son formas agresivas de oncología que son difíciles de eliminar por completo. Sin embargo, este seminoma es extremadamente raro.

Diferentes etapas del cáncer:

  • I: el tumor está localizado dentro del testículo, sin metástasis, predicciones de recuperación del 95%,
  • II - proliferación tumoral, metástasis afectan los ganglios linfáticos retroperitoneales,
  • III - la etapa en la cual el seminoma va más allá de los límites del testículo, deformando el órgano, las células cancerosas crecen en órganos distantes.

Es importante El tratamiento depende del grado de daño, el tamaño del tumor y las características individuales del paciente. Las medidas de diagnóstico deben realizarse de manera rápida, ya que la oncología de los testículos puede tomar una forma agresiva y en pocos meses ir aII-Etapa III. Las pruebas de diagnóstico de cualquier tipo tienen como objetivo separar los tumores benignos de los malignos: la sintomatología implícita requiere un enfoque particularmente preciso de los métodos instrumentales y de otro tipo para examinar a un paciente..

Tratamiento y Prevención

Al saber qué es un seminoma y qué tan peligrosa es una enfermedad, no debe desesperarse. En la primera etapa del tratamiento quirúrgico: se extirpa el tumor, junto con el testículo, el apéndice, el cordón espermático y las membranas. Si la patología afecta ambos testículos, se realiza una orquiectomía bilateral y se extirpan los ganglios linfáticos proximales.

Después de la cirugía, se realizan pruebas para marcadores tumorales, tomografía computarizada de órganos y radiografía. Los estudios permiten determinar la efectividad de la intervención, para identificar la extirpación completa del tumor y la metástasis.

La segunda etapa es la irradiación. Quimioterapia usada, radioterapia. De esta manera, las células cancerosas residuales se destruyen y se evita el proceso de propagación de células mutadas. A veces basta con una orquiectomía, sin irradiación adicional.

La terapia postoperatoria se selecciona según el grado de daño y el tamaño de las metástasis. En el estadio I-II, el tratamiento se complementa con la irradiación de los ganglios linfáticos retroperitoneales inguinales. En ausencia de efecto, se puede prescribir quimioterapia.

Es importante La quimioterapia se lleva a cabo con un extenso daño a los órganos, la presencia de metástasis a distancia. Se recomienda a los pacientes que realicen 4 ciclos de terapia, lo que aumenta la tasa de éxito de la curación completa en un 75%; sin embargo, en pacientes con metástasis de más de 10 cm, la extirpación del tumor es un proceso más largo. Se cree que la quimioterapia es un método más eficaz que la radioterapia. Pero la química tiene un efecto negativo no solo en las células cancerosas, sino en todo el organismo, por lo tanto, la prescripción requiere sopesar los riesgos para la salud del paciente..

Los pacientes después del tratamiento deben examinarse durante 5 años: una vez cada 2 meses para pasar a los comentaristas (en los primeros 12 meses después de la cirugía), luego una vez al trimestre, y con mucha menos frecuencia. A intervalos apropiados, el médico prescribe una ecografía y una TC para prevenir el desarrollo de células malignas y su propagación.

A veces, un hombre puede sentir una disminución de la libido debido a una disminución en la producción de testosterona, una persona se vuelve irritable, ganando peso. Se recomienda a este paciente que se someta a un curso de terapia de reemplazo hormonal; esto ayudará a reanudar la producción de hormonas y normalizar la condición.

Con respecto a la efectividad de la cura, el pronóstico para los pacientes sometidos a cirugía en la etapa I-II es favorable: 90% paso por encima del umbral de 5 años, 80%, el umbral de 10 años. Las consecuencias del resultado positivo de la intervención se ven afectadas: el estilo de vida del paciente, el tipo de oncología. En particular, si se detecta una oncología anaplásica, entonces se observa un umbral de supervivencia de 10 años en el 70%, para la tercera etapa de la enfermedad, la tasa de supervivencia de cinco años es del 60%. La ocurrencia de recaída se observa en el 5-20% de los casos, todo depende del tamaño de las metástasis, las áreas de daño orgánico.

Después de eliminar la enfermedad, los pacientes pueden tener hijos, la función de la fertilización se conserva en su totalidad. Sin embargo, existe un riesgo de impotencia e infertilidad, por lo tanto, es razonable preservar el esperma antes de una operación si un hombre quiere tener confianza en su descendencia.
La prevención de la oncología es la derivación oportuna a un especialista con el menor signo de malestar, la compactación en los testículos. Deben evitarse las lesiones en el escroto y, si existe una predisposición, por ejemplo, después del tratamiento con criptorquidia, no se olvide de un examen regular realizado por un urólogo.

Información general

La enfermedad ocurre con poca frecuencia. La proporción de cáncer testicular entre los tumores malignos que afectan a los hombres es aproximadamente del 2%. Sin embargo, hay una tendencia de crecimiento en las últimas décadas, lo que provoca una seria alerta entre los médicos.

Las causas del desarrollo del seminoma del testículo, así como de cualquier formación maligna, no se conocen completamente. Entre los factores predisponentes, la herencia y la criptorquidia (testículo no descendido en el escroto durante el período de desarrollo embrionario) se consideran los más significativos. Varios pacientes tenían antecedentes de traumatismo genital y se observaron patologías endocrinas.

Síntomas y curso.

En un seminoma hay dolor, hinchazón y un aumento en el tamaño de los testículos.

Las manifestaciones clínicas del seminomus testicular dependen de la etapa de la enfermedad.

En el período inicial, los pacientes detectan independientemente la induración del testículo y la presencia de una formación sólida en él. En el futuro, hay dolor en el testículo y el escroto, hinchazón del testículo y un aumento en su tamaño.

A medida que avanza la enfermedad, aparece dolor en la ingle y en la espalda. Esto se debe a la propagación de metástasis en los ganglios linfáticos regionales. La hinchazón de las piernas puede desarrollarse debido a la compresión de las venas. Aglomerados metastásicos significativamente agrandados en la ingle a veces pueden apretar el uréter, lo que lleva a la retención de orina. Las metástasis a distancia suelen afectar los pulmones. Al mismo tiempo se tose con sangre y se une un asma. Si las metástasis se han diseminado al hígado, se presenta ictericia, dolor en el hipocondrio derecho, ascitis (líquido en la cavidad abdominal). Con la localización de metástasis en los huesos, se produce un intenso dolor de rotura en ellos.

Los síntomas típicos de intoxicación por cáncer, característicos de cualquier tipo de oncología: debilidad general, pérdida de peso, astenia, letargo, también son típicos del seminoma testicular, especialmente durante la progresión.

Prevención

El tratamiento oportuno de la criptorquidia es la prevención del desarrollo de la educación sobre el cáncer.

Hablando sobre la prevención del seminoma primario del testículo, debe prestar atención al tratamiento oportuno de la criptorquidia. Los pacientes que se sometieron a una operación para bajar el testículo al escroto requieren una observación cercana durante toda su vida, ya que, según las estadísticas, son ellos los que más a menudo desarrollan un tumor. También debe evitar las lesiones de los órganos genitales y tratar oportunamente las enfermedades inflamatorias del área genital.

Los pacientes sometidos a cirugía para extirpar las seminomías requieren un control constante. En el primer año después del alta hospitalaria, es necesario un examen general, incluida la sangre para los marcadores tumorales, una vez cada 2 meses. En el segundo año, los pacientes son observados al menos una vez cada tres meses. El año que viene - 1 vez por trimestre. En el futuro, dependiendo de la condición del paciente, el examen se realiza 1 vez en medio año o menos.

Etapa 1 Con un diagnóstico precoz y un tratamiento integral oportuno, el pronóstico es bastante favorable. Los pacientes con la primera etapa de la enfermedad después de la cirugía, como regla general, se recuperan completamente (hasta un 95%) y llevan una vida plena, incluido el hecho de tener hijos.

Etapa 2 En la segunda etapa de la enfermedad, en el contexto de un resultado generalmente favorable, existe un mayor riesgo de recurrencia (15-20% de los pacientes corren el riesgo de enfermarse nuevamente en los próximos cinco años). Tales pacientes requieren una observación cercana durante este período.

3-4 etapas. El pronóstico para la tercera y cuarta etapas depende del tamaño del tumor, la prevalencia de metástasis y el grado de daño a órganos vitales y sistemas corporales.

Por lo tanto, la clave para la recuperación del paciente es el diagnóstico más temprano de la enfermedad y el tratamiento oportuno y adecuado.

Pronóstico y prevención de seminom.

La tasa de supervivencia a cinco años en la etapa I de la enfermedad es del 93.7%, en la etapa II - 90%, en la etapa III - 57.9%. Hasta 10 años después del final del tratamiento, más del 80% de los pacientes con seminarios en estadio I-II viven en vivo. Las recaídas durante los primeros cinco años después de la cirugía radical ocurren en 15 a 20% de los pacientes con seminoma. La probabilidad de recurrencia depende del tamaño del tumor y de la presencia o ausencia de daño en las membranas del testículo. El 70% de las recaídas se diagnostican en los primeros 2 años después de la cirugía. Las neoplasias recurrentes se encuentran con más frecuencia en los ganglios linfáticos subfrénicos.

Durante el primer año después de finalizar el tratamiento del seminoma, se realiza un examen clínico, radiografías de tórax y análisis de sangre para detectar marcadores tumorales una vez cada 2 meses, durante el segundo, una vez cada 3 meses, durante el tercer año, una vez cada 4 meses. Posteriormente, la frecuencia de examen depende de la etapa del cáncer. La frecuencia de la ecografía abdominal y la tomografía computarizada de la cavidad abdominal y los órganos pélvicos también se planifican en función del estadio del seminoma. Si se presentan síntomas sospechosos, el plan de examen se determina individualmente.

Causas y estadios de la enfermedad.

Las observaciones muestran que el seminoma testicular con mayor frecuencia se desarrolla en ciertos períodos de edad, lo que se asocia con las causas que provocan el tumor. El pico de la enfermedad cae sobre:

  • Infancia a 10 años,
  • La edad media es de 20 a 40 años.
  • Vejez a partir de los 60 años.

En los niños, la causa del seminoma puede ser el teratoma, que se formó en el período prenatal. Este tumor puede ser inicialmente benigno, pero la malignidad ocurre en la primera década de la vida. El teratoma causa aproximadamente el 90% de todos los seminom "para niños".

En los hombres de mediana edad, las causas del seminoma son más diversas. Entre ellos se encuentran:

  1. Daño al escroto,
  2. Criptorquidia
  3. Irradiación
  4. Patología endocrina con trastornos sexuales.
  5. Anomalías cromosómicas (síndrome de Klinefelter).

Criptorquidia y sus etapas.

Criptorquidia - Los testículos "no descendidos" en el escroto son la causa más común de cáncer, lo que aumenta su probabilidad en aproximadamente 10 veces. La gónada, que no está en el escroto, está constantemente afectada por la temperatura elevada, debido a que los procesos metabólicos y la espermatogénesis se ven alterados, existen requisitos previos para la transformación maligna del epitelio, por lo tanto, durante la criptorquidia, siempre se muestra una operación para devolver el órgano al escroto.

Hay y mecanismos hereditarios desarrollo tumoral. Si los familiares de sangre cercana (padre, hermano) están enfermos o tienen un seminoma, entonces su probabilidad entre otros miembros de la familia masculina aumenta.

El seminoma se diagnostica con mayor frecuencia en los europeos, especialmente en los países escandinavos, Alemania, mientras que en Asia y África, la tasa de incidencia es muy baja.

Etapa el seminoma se determina en función de su tamaño, la proporción con los tejidos de la glándula reproductiva, metástasis:

  • La etapa I, cuando la neoplasia se localiza dentro de un órgano, no hace metástasis,
  • II: el tumor no va más allá de los límites de la túnica, sino del tamaño y la forma del testículo.
  • en el estadio III, el tumor está incrustado en la cáscara del órgano, apéndice,
  • En el estadio IV, el seminoma crece en los tejidos circundantes.

En el caso de un seminoma de primer grado, la neoplasia se limita a los tejidos de una glándula y no hace metástasis, por lo tanto, la eficiencia del tratamiento es la más alta y el pronóstico para tal tumor es favorable. El crecimiento adicional del seminoma conduce a daños en los tejidos circundantes, los ganglios linfáticos, los órganos internos, lo que requiere un tratamiento más activo y ofrece menos posibilidades de recuperación o al menos detener el crecimiento del tumor.

Manifestaciones y métodos para el diagnóstico de seminoma testicular.

Los síntomas de los tumores testiculares están ausentes al principio, el tumor no molesta al paciente. A medida que el seminoma crece en la gónada, aparece un nido en forma de nódulo que no produce dolor. En algunos casos, el tumor puede llegar a ser bastante doloroso en una etapa temprana, especialmente si aprieta o germina las estructuras del cordón espermático.

Un tumor grande no solo causa dolor, sino también una sensación de pesadez en el escroto e incluso dolor abdominal. Con el tiempo, el tumor se hace visible a simple vista, deforma el escroto y provoca la inflamación de los tejidos.

Además de los síntomas locales, En la etapa de metástasis, aparecen signos de daño a los ganglios linfáticos y a los órganos internos. La metástasis al aparato linfático del espacio retroperitoneal provoca dolor de espalda, la compresión de los bucles intestinales puede causar obstrucción intestinal.

Violación del drenaje linfático desde la mitad inferior del cuerpo, la compresión de la vena cava inferior aparece como edema de las piernas, expansión de la red venosa subcutánea. Si las metástasis sobrepresionan los uréteres, existe un riesgo de hidronefrosis con estancamiento de la orina en el sistema de la pelvis renal, lo que inevitablemente conduce a insuficiencia orgánica.

La metástasis a distancia es posible en los ganglios linfáticos mediastínicos, entonces el paciente está preocupado por la tos y la dificultad para respirar. Cuando el seminoma se está ejecutando, los síntomas de intoxicación aumentan, el paciente pierde peso dramáticamente, el apetito desaparece, la debilidad aumenta y aparece una fiebre constante.

Con la aparición de cualquier compactación, incluso sin dolor, la mayoría de los hombres en el escroto tienden a llegar al médico más rápido, porque los testículos no solo son un órgano que proporciona actividad sexual, sino también un elemento del sistema reproductivo, por lo que su salud es extremadamente importante para los pacientes de edad joven y madura.

Es posible asumir un tumor de las glándulas genitales ya en la etapa del examen inicial, cuando el médico tiene la oportunidad de sentir el órgano. Además de la palpación del testículo, los ganglios linfáticos de la ingle, la zona supraclavicular y el abdomen se examinan necesariamente para excluir cambios metastásicos.

El siguiente paso de diagnóstico se convierte en diafanoscopia - Tejido escrotal translúcido. El método es simple, barato, no requiere equipos complejos, pero le permite distinguir un tumor de los cambios quísticos.

imagen de ultrasonido

A partir de métodos instrumentales para sospecha de tumor testicular, aplicar. ultrasonido, permitiendo determinar la ubicación exacta, el tamaño de la neoplasia, la presencia de germinación en el tejido circundante (invasión). Distinguir semillas de otros tipos de cáncer testicular permite Resonancia magnética.

Un paso importante en el diagnóstico de seminoma es un estudio de laboratorio sobre el tema. marcadores tumorales. En este tumor, se determinan las alfa-fetoproteínas, la gonadotropina coriónica, las enzimas (LDH, fosfatasa alcalina). Más de la mitad de los pacientes con seminoma, estos indicadores aumentan, pero su nivel normal no excluye la presencia de un tumor.

Paradiagnóstico de metástasis Los métodos de rayos X y ultrasonido se utilizan para estudiar los pulmones, los órganos abdominales, los riñones, la tomografía computarizada, la resonancia magnética (IRM), la exploración ósea con radioisótopos son posibles.

El diagnóstico más preciso le permite poner biopsia - Examen de tejido tumoral bajo un microscopio. Biopsia tomada a través del acceso inguinal con anestesia local. Si se confirma el seminoma, se deben extirpar la propia gonadal y el cordón espermático.

Tratamiento de tumores testiculares.

En el tratamiento de los tumores de células germinales del testículo, se utiliza un enfoque integrado, que incluye la extirpación quirúrgica del tumor, la radiación y la quimioterapia. En cada caso, el esquema se desarrolla individualmente, teniendo en cuenta la edad del paciente y la etapa de la enfermedad.

La extirpación del tumor se realiza durante la operación de orquofuniculectomía, cuando se extirpa el testículo afectado con el cordón espermático. La incisión se realiza en el área de la ingle, no en el escroto, ya que en este último caso la probabilidad de metástasis postoperatorias en los vasos linfáticos aumenta considerablemente. Esta intervención se considera radical. Если есть метастазы в лимфоузлах, то их тоже необходимо удалить. Распространение метастазов обычно происходит в забрюшинные лимфоузлы, поэтому проводится linfadenectomía retroperitoneal por laparotomía media.

Tratamiento quirúrgico del seminoma testicular.

Dado que el cáncer testicular es más común entre los hombres jóvenes, la posibilidad de una cirugía para preservar órganos es muy importante. Las indicaciones para ella son:

  1. Testículo único o crecimiento sincrónico a la vez en ambos testículos,
  2. La primera etapa del tumor sin metástasis,
  3. Localización periférica de neoplasia en el testículo.

Radioterapia puede llevarse a cabo antes de la operación, para reducir el tamaño del tumor y facilitar el proceso de su extirpación, así como después de la orquofuniculectomía, para destruir las células cancerosas que pueden convertirse en una fuente de recaída. Los ganglios linfáticos afectados por el proceso metastásico pueden ser irradiados, lo cual es especialmente importante si es imposible eliminarlos radicalmente.

Quimioterapia sistémica Justificado, a partir de la tercera etapa de la enfermedad. Los esquemas más efectivos incluyen platino (cisplatino), bleomicina, etopósido.

Cuando se eliminan dos glándulas genitales a la vez, el nivel de testosterona disminuye, lo que afecta negativamente a la salud general y la función sexual del hombre, y por lo tanto, la terapia de reemplazo hormonal con testosterona está indicada en el período postoperatorio.

El tratamiento del cáncer testicular afecta significativamente la función reproductiva de los hombres, quizás no solo temporal, sino también la infertilidad irreversible persistente. Este hecho debe tenerse en cuenta en los pacientes jóvenes que desean tener hijos en el futuro. En este caso, debe consultar a un andrólogo antes de comenzar la terapia, pasar el análisis de esperma y, si existe un riesgo de infertilidad, la crioconservación de líquido seminal puede ser una opción, que durante muchos años puede usarse con tecnologías de reproducción asistida.

El pronóstico para la seminomina testicular es bastante favorable, pero solo en condiciones de detección temprana de neoplasia y tratamiento oportuno. En la primera etapa, la terapia compleja permite lograr una cura completa en el 90-95% de los pacientes. El retraso y la progresión del tumor reduce esta cifra.

Sin tratamiento, la primera etapa del seminoma amenaza con desarrollarse en la tercera en cuestión de meses, y en la etapa avanzada el tratamiento será más probablemente paliativo. Con metástasis generalizadas, los pacientes no suelen vivir más de un año.

Si se extrae el testículo del seminoma en estadio I-II, el pronóstico puede considerarse favorable, la gran mayoría de los pacientes se recuperan y muchos de ellos pueden realizar la función genital. El riesgo de recurrencia y metástasis requiere un control regular por parte de un oncólogo con examen periódico de rayos X de los pulmones, ecografía, tomografía computarizada de los órganos abdominales y ganglios linfáticos, control de marcadores tumorales y estado hormonal.

Es importante recordar que el seminoma testicular se encuentra entre las variedades tratables de tumores malignos, por lo que la vigilancia, el autoexamen y la visita temprana al médico del hombre son la clave para el diagnóstico oportuno y el tratamiento exitoso de la enfermedad.

Pin
Send
Share
Send
Send