Niños pequeños

¿Cómo cocinar requesón para bebés en casa?

Pin
Send
Share
Send
Send


Se recomienda a los pediatras que introduzcan alimentos complementarios para bebés después de seis meses. Si el bebé está mezclado o alimentado con fórmula, puede comenzar a dar alimentos complementarios tan pronto como a los 4-5 meses. La edad de transición a la alimentación de adultos depende de varios indicadores. En este punto, el bebé debe poder sentarse de forma independiente, interesarse en comer adultos y no sacar la cuchara. Además, te darás cuenta de que al bebé le falta solo la leche materna.

No puede comenzar con alimentos complementarios si el bebé está enfermo o está experimentando estrés. Por ejemplo, durante la separación prolongada de la madre, con la dentición, con un resfriado o cuando se mueve.

Con la introducción de alimentos complementarios, es importante saber qué alimentos y de qué meses se deben dar al bebé. Los pediatras recomiendan comenzar el cebo con puré de vegetales y luego cambiar gradualmente a productos lácteos y cereales lácteos. Sin embargo, el famoso doctor Komarovsky, por el contrario, aconseja primero dar requesón y kéfir, ya que estos productos están más cerca de la composición de la leche materna. Por lo tanto, la transición del bebé a la comida adulta será más fácil.

Requesón para comida de bebé

En la independencia, cuándo y dónde comienza a dar el cebo, el requesón siempre se incluye en la dieta del bebé. Este producto es muy útil para el desarrollo de un cuerpo pequeño. Forma y fortalece el esqueleto, proporciona el crecimiento de los dientes y las uñas, estimula el cerebro y mejora la memoria.

El requesón para un niño de hasta un año es necesario para estabilizar la microflora y normalizar el funcionamiento de los intestinos y el hígado. Además, los productos lácteos fortalecen el sistema inmunológico, protegen contra enfermedades virales e infecciosas.

Requesón realiza las siguientes funciones útiles:

  • A expensas de la proteína proporciona el crecimiento completo de la masa muscular,
  • Proporciona calcio a los huesos, fortalece el esqueleto óseo,
  • Reduce el riesgo de aterosclerosis.
  • Normaliza la digestión, ayuda con gastritis, úlceras y pancreatitis,
  • Fortalece las células nerviosas.
  • Desarrolla la memoria y activa el cerebro,
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Refuerza las encías y el esmalte dental.
  • Tonifica el cuerpo, da vitalidad y fuerza,
  • Promueve la formación de nuevas células, lo cual es muy importante para el niño en el primer año de vida.
  • Establece un intercambio real,
  • Un efecto beneficioso sobre la condición del cabello, uñas y piel.

Sin embargo, involucrarse en el requesón tampoco vale la pena. ¡Siempre recuerda la dosis! No se recomienda el requesón para darle al niño con exceso de calcio y problemas renales. Además, algunos nutricionistas ven el peligro del producto en un alto contenido de potasio. Pero en este caso, no puede preocuparse, porque en la composición de la leche materna es aproximadamente la misma cantidad de sustancia.

Reglas para la introducción del requesón en la dieta infantil.

  • Los pediatras recomiendan que un bebé amamantado comience a dar requesón a partir de los 9 meses, con alimentación artificial, a partir de los 7 meses.
  • Antes de la introducción, consultar a un especialista. Es importante que el bebé no tenga contraindicaciones.
  • Comience el señuelo con ½ cucharadita y aumente gradualmente la dosis,
  • Después de la primera prueba, vigile al bebé durante dos días. El niño puede tener alergias o trastornos digestivos. Posponga la introducción y consulte a su pediatra para ajustar la nutrición y elegir una dieta para bebés.
  • Si un niño no tiene una reacción negativa, el requesón se puede dar todos los días a 50-60 gramos por día.
  • El requesón del bebé puede tener una consistencia acuosa y suave.
  • Después de 12 meses, la tasa diaria de consumo de queso cottage es de 80-100 gramos. En este momento, puede comenzar a dar una cuajada desmenuzable más firme,
  • ¡No introduzcas junto con la cuajada otros platos nuevos!
  • No es necesario introducir un producto nuevo tres días antes y tres días después de la vacunación profiláctica. Qué vacunas se deben hacer a un niño menor de un año, vea aquí,
  • Es recomendable cocinar requesón en casa. Si compra un producto terminado, estudie cuidadosamente la composición, la vida útil y el almacenamiento, verifique la integridad del empaque.
  • Tomar un queso cottage especial para niños. ¡No puedes darle al niño queso y el habitual "adulto"!
  • Para niños de hasta 9-10 meses, solo puede dar queso cottage puro, por año puede intentar incluir platos con frutas y bayas en el suplemento.

Cómo cocinar el requesón de los niños.

Requesón - la mejor opción para el niño. Cuando se prepare, estará seguro de la frescura y la composición del plato. Los bebés son el queso perfecto en el yogur. Para prepararlo, tome el bebé o kefir al 1%, que se vierte en un frasco de vidrio. El frasco se coloca en una sartén con agua fría, colocando previamente el fondo con un paño. Luego la sartén se calienta a fuego lento.

Cuando, después de 5-10 minutos después de hervir el agua, el kéfir se caliente, retire la sartén del fuego y filtre la mezcla a través de un tamiz. Después de colar la cuajada está lista para su consumo. Por cierto, el suero después de la cuajada no se puede verter. Será una excelente mascarilla para la piel de una madre lactante.

Para un bebé, un bebé prematuro y una falta de calcio, puede cocinar queso cottage con una receta diferente. Estos platos son excelentes para prevenir el raquitismo, ya que llenan el déficit de calcio y fósforo. En este caso, necesita una solución al 10% de cloruro de potasio, que se puede comprar en una farmacia.

Para preparar el plato en un litro de leche disolver 19 ml de cloruro de calcio. Lleve la mezcla a ebullición, ¡pero no la hierva! Enfriar la cuajada resultante a temperatura ambiente y colar a través de un tamiz. Después de drenar el suero de leche, se le puede dar la cuajada al bebé.

Después de introducir queso cottage, varias frutas y bayas en la dieta, puede preparar platos con varios ingredientes. Entonces, agregue manzanas, plátanos o peras, arándanos o grosellas, albaricoques, etc. a la masa. Antes de usar, la masa debe molerse en una licuadora.

Requesón Comprado

Tome el queso cottage solo en toda la caja sin rasguños, abolladuras y otros defectos con una buena vida útil. Un producto natural sin conservantes y otros productos químicos se puede almacenar hasta dos días a una temperatura que no supere los 8 grados. Una vez abierto, el requesón se puede almacenar por hasta tres horas y solo en el refrigerador. En el empaque del producto, siempre indique la edad para la cual está destinado, así como el contenido de grasa de la masa de cuajada.

Hay los siguientes tipos de queso en contenido de grasa:

  • Leche cuajada con un contenido de grasa de 3-5% se adaptará a un niño con sobrepeso, diabetes y con baja actividad física,
  • Cremoso contiene 10-15% de grasa y alto contenido calórico. Tal producto se muestra, por el contrario, para bebés con bajo peso e hiperactivos,
  • La cuajada combinada con un contenido de grasa del 6% es adecuada para niños con desarrollo normal. Estimula perfectamente la memoria y la función cerebral, contribuye al desarrollo mental del niño.

El requesón de frutas puede ser probado después de 10-12 meses. Estos platos son adecuados para bebés con poco apetito, así como para niños que están un poco atrasados ​​en su desarrollo, no ganan peso ni altura.

Restricciones de uso del producto

El plato de requesón se introduce en la dieta hasta por un año como el primer alimento complementario, pero siempre después de cereales, frutas y purés de verduras. Esto se debe al hecho de que al digerir proteínas, se forma una gran cantidad de compuestos de nitrógeno, y esto, a su vez, puede afectar adversamente la salud del sistema urinario del niño. Comer demasiado temprano, así como un exceso del producto, puede provocar la interrupción de los procesos metabólicos, la inestabilidad de la presión arterial y la formación de sales no deseadas en la orina del bebé.

Por eso es necesario que el requesón se use más tarde, para un bebé de 7 meses. Algunos nutricionistas y pediatras en general creen que su turno debería venir después de la introducción de la carne, pero por ahora esta situación sigue siendo controvertida.

En algunos casos, en relación con los problemas con el aumento de peso, en presencia de raquitismo y otras enfermedades, el producto se designa como los primeros alimentos complementarios ya en 4-5 meses.

Pero hay situaciones especiales cuando el requesón está temporalmente contraindicado para los niños:

  • si el bebé es alérgico, es por eso que la cuajada aparece en su dieta mucho más tarde, a los 11-12 meses,
  • Cuando el bebé sufre intolerancia a la lactosa debido a la hipolactasia.

En otros casos, la madre puede cocinar un queso hermoso para el niño en casa. Para que el producto sea bien absorbido por el cuerpo del niño, deberá seguir las reglas básicas para la alimentación complementaria.

  • Es posible dar la cuajada en microdosing, comenzando con 1/2 cucharadita. y aumentando gradualmente las porciones a 50 g en la edad de un año,
  • no se puede combinar la cuajada con otro nuevo componente del menú,
  • La alimentación debe realizarse por la mañana o por la tarde.

Con cualquier reacción negativa de la salud del bebé, debe dejar de usar.

Opciones de cocina

El plato de queso cottage para alimentos para bebés se puede hacer con leche, crema agria y kéfir, así como con ingredientes adicionales. Considere varias opciones.

  • Las mamás jóvenes son probablemente bien conocidas. Receta con cloruro de calcio., que se pueden comprar en la farmacia. Es una sal de calcio de ácido clorhídrico, que se vende como una solución en ampollas, por cada 100 mililitros de líquido necesitará 1 ml del medicamento. Inicialmente, la leche se pone a hervir y se deja enfriar completamente. El cloruro de calcio se vierte y se agita, después de lo cual se produce una intensa coagulación. La mezcla se calienta, no se deja hervir, luego se devuelve a un tamiz y se deja escurrir. El líquido debe desaparecer, entonces la cuajada será más espesa.
  • De kéfir Un producto útil también se prepara bastante simple. Se calienta hasta que se derrumba. Luego simplemente pasar a un colador o colador. Puede calentar la bebida de leche fermentada usando un baño de agua, mientras que el suero no es necesario mezclar. Después de 7-10 minutos, se puede apagar la estufa y dejarla languidecer durante 60 minutos. Durante otros 15 minutos, la cuajada resultante se mantiene, vertiendo agua fría en una cacerola grande, y luego se drena.

Cuándo introducir este producto lácteo.

En el menú, queso cottage para bebés está incluido no antes de los seis meses. En raras ocasiones, cuando un niño es demasiado delgado o tiene raquitismo, puede intentar darle alimentos complementarios antes, en 4-5 meses. Si un niño menor de un año es propenso a las reacciones alérgicas, este alimento debe dejarse para un período posterior (8-9 meses). Es a esta edad en el estómago del niño que comienza a producir una enzima que puede descomponer los alimentos proteínicos. Puedes agregar fruta al requesón solo después de un año.

Los beneficios de un producto alimenticio similar.

  1. Los nutrientes y oligoelementos contribuyen al rápido crecimiento de los niños hasta un año.
  2. Fortalece el sistema óseo.
  3. Una proteína especial, la albúmina, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico del cuerpo.
  4. Los prebióticos restauran la microflora intestinal.
  5. Promueve el rápido aumento de peso.
  6. Efecto beneficioso sobre la formación del sistema nervioso.

¿Qué es mejor: comprar un producto o cocinar tú mismo?

Toda madre quiere lo mejor para sus hijos. Esto también se aplica a la elección de alimentos, especialmente antes del primer año de vida.

  1. En la tienda, puede elegir queso cottage con varios rellenos. Puede ser sabroso, pero hay poco uso. No siempre los suplementos de frutas son reales, lo que también puede causar alergias.
  2. La presencia de vitaminas también está en la conciencia del fabricante.
  3. La composición incluye azúcar, que es inaceptable para la primera alimentación de niños menores de un año.
  4. La textura del requesón comprado es homogénea, suave. Esto es conveniente, pero en casa, si lo desea, puede hacer una masa similar de requesón cocido.
  5. La vida útil de los productos lácteos comprados es de unas pocas semanas. Esto no se aplica a los beneficios, por lo que es mejor dar preferencia al requesón de la cocina de productos lácteos, que tiene una vida útil de aproximadamente tres días.

Todos estos argumentos llevan al hecho de que es mejor hacer queso cottage para bebés por sí mismos.

Secretos de cocina

Para que los niños de hasta un año puedan preparar el requesón más saludable y sabroso, deben seguir algunas reglas.

  1. La leche debe ser fresca y de alta calidad.
  2. El esmalte no es adecuado para cocinar, ya que la leche se quema y le da a la cuajada un sabor desagradable.
  3. Calentamiento de kéfir o leche debe ocurrir a fuego lento.
  4. No se puede hervir la masa resultante, ya que los nutrientes de los productos lácteos desaparecen.
  5. Durante la separación del suero de la cuajada, es importante seguir el proceso a tiempo, de lo contrario el producto estará seco y duro.

Reglas de alimentación complementarias.

  1. Para los niños menores de un año, la primera vez que se ofrece el producto es de media cucharadita.
  2. El producto debe ser entregado por la mañana.
  3. Si durante el día no hubo reacciones en el cuerpo (erupción cutánea, vómitos, heces anormales), se puede aumentar la dosis. A la edad de alrededor de un año, la dosis diaria debe ser de 50 gramos por día.
  4. En el caso de que haya alguna reacción, el producto debe detenerse temporalmente para dar.

Cómo almacenar el producto cocido

El producto terminado se almacena en la nevera. Debe tenerse en cuenta que el requesón absorbe otros olores y el bebé puede negarse a comerlo. Es necesario almacenar queso cottage no más de tres días. Después de este tiempo, las bacterias comienzan a multiplicarse, lo que puede causar indigestión.. Idealmente, es mejor cocinar queso fresco antes de cada alimentación.

El queso cottage en casa se cocina fácil y rápidamente, solo tienes que dedicar un poco de tiempo a cocinar. El producto terminado traerá grandes beneficios para el niño, y usted no puede preocuparse por su composición.

¿Qué es el producto útil?

El requesón consiste en proteína de leche concentrada, que es fácilmente absorbida por el cuerpo del niño. La suave consistencia del producto no daña la pared del estómago. Este producto se considera una fuente completa de calcio, fósforo, magnesio, hierro, ácido fólico, metionina y triptófano. Cada uno de estos microelementos tiene claros beneficios para el bebé:

  • Estimula el crecimiento oportuno de dientes sanos y fuertes,
  • mejora la digestión
  • aumenta el apetito, ayuda al niño a ganar rápidamente el peso necesario,
  • Ayuda a fortalecer el sistema nervioso.

No se recomienda el requesón para bebés si el bebé tiene una primavera de principios de primavera debido al aumento del contenido de calcio. Si un niño en 7 meses mostró alergia a este producto, puede reemplazarlo con cuajada de cabra. Debido a la ausencia de lactosa, es absolutamente seguro para los niños con alergias.

Información para mamás: el momento de introducción a la dieta.

Si el niño está recibiendo alimentación artificial, se recomienda introducir el suplemento a partir de los 6 meses y a los bebés amamantados, a partir de los 8 meses. Tal diferencia se debe al hecho de que la nutrición artificial no tiene suficientes nutrientes y la leche materna contiene todos los elementos nutricionales necesarios.

¿Por qué no es necesario introducir el producto antes de los 6 meses? La proteína del requesón se divide en compuestos nitrogenados, lo que crea una mayor carga en los riñones. Una excepción es solo para los niños que sufren de deficiencia de calcio, quienes comen diferentes mezclas o no ganan el peso necesario para la edad. El consumo excesivo de requesón puede llevar a la acumulación de sales (uratos, fosfatos, oxalatos).

¡Es importante saberlo! El producto se introduce después de las comidas principales de alimentos complementarios: carnes, verduras y cereales. 8 meses es el período óptimo para la inclusión segura y beneficiosa en la dieta.

La primera porción debe ser de 0.5 cucharaditas, para un día necesita monitorear la reacción del cuerpo. Si el bebé tolera un producto lácteo fermentado, la dosis aumenta gradualmente a 50 gramos por día por año. No se recomienda introducir un nuevo suplemento tres días antes o después de una vacunación de rutina, enfermedad.

Cocinar un producto en casa.

A menudo los padres hacen la pregunta: "¿Qué tipo de requesón se le puede dar a un bebé a los 6 meses?". El producto de la tienda contiene conservantes químicos, grasa de leche barata, una variedad de rellenos de frutas, azúcar. No arriesgue la salud de las migas y prepare usted mismo el producto lácteo.


El requesón casero para bebés se puede preparar de varias maneras. Este producto pertenece a productos perecederos, almacenados en el refrigerador (no más de 3 días).

  • 200 ml de leche
  • 3-4 art. Cuchara de yogur (se puede sustituir por crema agria).

Hervir la leche y enfriar a 40-50 grados. Agregue la crema agria, revuelva hasta obtener una consistencia uniforme. Cubra la sartén con una tapa y envuélvala bien con una toalla, póngala en un lugar cálido para pasar la noche. Por la mañana, el contenido se convertirá en kéfir grueso. Hervir y retirar inmediatamente del fuego. Pasar la masa engrosada con el suero separado a través de un tamiz. Tal requesón de puré es ideal para un bebé de 7 meses.

Para cocinar necesitas comprar 1 bolsa de kéfir al 1%. No desembale la bolsa, colóquela en el congelador. Por la mañana, retire el producto congelado del frío, ábralo y póngalo en un tamiz, previamente cubierto con una gasa limpia. A medida que comienza el proceso de fusión, el suero comenzará gradualmente a drenar, y la masa suave de cuajada permanecerá en la gasa, en la que permanecerán todas las bacterias beneficiosas.

  1. 300 ml de leche.
  2. Solución de cloruro de calcio (vendida en una farmacia).

Para referencia! De acuerdo con esta receta, el requesón se prepara para niños menores de un año en cuyo cuerpo no hay suficiente calcio. Перед началом употребления желательно получить разрешение у педиатра.

Молоко нужно прокипятить и охладить. Затем добавить раствор хлористого кальция, из расчёта: 1 мл раствора на 100 мл молока. Далее тщательно перемешать, довести до кипения, но следить за тем, чтобы оно не начало кипятиться.

La mezcla resultante debe reclinarse en un colador, pre-depositado con una gasa. Cuando la mayoría del suero (pero no todo) se drena, la cuajada terminada se puede frotar a través de un tamiz para obtener una consistencia uniforme. El requesón no debe espesar.

Variantes para todos los días.

Puede comprar productos de queso preparados en la tienda, a la vez que ahorra tiempo y esfuerzo. Pero entonces la composición del producto seguirá siendo un misterio, ya que los fabricantes no siempre indican la lista real de sustancias constituyentes en el paquete. Por lo tanto, es mejor cocinar un queso fresco fresco, sabroso y, lo más importante, fresco.

Para cocinar necesitarás leche casera y jugo de limón. Caliente una porción de leche en una cacerola de aluminio; después de hervir, vierta gradualmente el jugo de limón recién exprimido. Debido al ácido, la leche se convertirá en una masa de cuajada. La receta es adecuada para niños de hasta un año de edad que no sean alérgicos a los cítricos.

Si tienes un fabricante de yogurt, entonces puedes hacer queso cottage casero rápidamente. Para la cocción usar un iniciador especial de kéfir. La leche se calienta, luego se vierte el iniciador, la mezcla se deja fermentar.

Desde kefir o leche para niños hasta un año, puede preparar queso cottage sabroso y saludable. Calienta el kéfir sobre el fuego, revolviendo constantemente. Después de 2-3 minutos, se formarán coágulos de leche. Cuando la consistencia de la masa es moderadamente espesa, el requesón debe echarse en un colador para drenar el suero (se puede usar para hacer panqueques).

Resumiendo información: ¿Qué necesitas recordar?

Compre solo leche fresca y de alta calidad. No utilice el esmalte, ya que en el proceso de cocción, el producto puede quemarse y su sabor se deteriorará. Calentar la leche o el kéfir a fuego muy bajo. No guarde la porción no consumida hasta el día siguiente. Para un niño de 8 meses, el requesón debe consistir solo en productos recién preparados.

Es importante recordar que el consumo excesivo de requesón puede alterar el metabolismo mineral en el cuerpo de un niño, por lo tanto, ciertas porciones deben observarse por mes:

  • de seis meses a 8 meses - 1 cucharadita,
  • a partir de 9 meses - 2 cucharaditas,
  • a partir de 10 meses - 3 cucharaditas,
  • de 11 meses - 4 cucharaditas,
  • De 12 meses a 5 cucharaditas.

Si el niño sufre de alergias, es mejor posponer la introducción del queso cottage a un año. Pero hay excepciones: los niños que sufren de raquitismo o ganan poco peso comienzan a dar comida de cuajada a los cuatro meses de edad.

El primer cebo se diluye mejor en una pequeña cantidad de leche materna o nutrición artificial. Es mejor darle al niño entre comidas en un día. Para que el bebé pueda acostumbrarse rápidamente al nuevo plato. Para los alimentos complementarios, use solo requesón puro sin aditivos; los suplementos en forma de trozos de fruta solo se pueden introducir después de un año.

INGREDIENTES

  • Leche 400 mililitros.
  • Kefir 300 mililitros

1. Poner la cacerola con leche en la estufa, llevar a ebullición. Generalmente tomo leche sin grasa y kéfir para que el producto sea más fácil de tolerar por el niño.

2. Agregue el kéfir a la leche hirviendo, ponga a hervir y apague el fuego de inmediato.

3. Deje que la masa se enfríe completamente, luego póngala en una gasa. Cuando el suero se drena, ponemos la cuajada en un plato. Si quieres un requesón casero para bebés más seco, apriétalo bien con una gasa.

4. Como resultado, obtienes una cuajada granulada y sabrosa. También puedes hacerte una delicia al agregar frutas o bayas al postre.

Encantado de conocerte: queso cottage.

Todo el mundo sabe que los productos proteínicos, de los cuales el requesón es un representante, suministran "material de construcción" para las células del cuerpo. El hecho es que durante la digestión, cualquier proteína se descompone en aminoácidos individuales, que son los bloques de construcción para construir las proteínas propias del cuerpo. Hay 20 aminoácidos conocidos, diez de los cuales son indispensables para el cuerpo humano. Esto significa que no se pueden sintetizar en él y necesariamente deben provenir de los alimentos. De los aminoácidos esenciales, la metionina y el triptófano son los más raros en su contenido en productos alimenticios (son necesarios para el correcto funcionamiento del sistema nervioso, el tracto digestivo y los vasos sanguíneos). Y es el requesón que es la fuente principal de estos aminoácidos. Además, contiene otros tres aminoácidos esenciales: histidina, fenilalanina y lisina. El requesón también es rico en algunas vitaminas: ácido fólico, B12A b6En2Niacina Y, por supuesto, todos saben que hay mucho calcio y fósforo en la cuajada. Además, la proporción de estos dos elementos se aproxima en la cuajada al óptimo para la absorción y absorción por parte del cuerpo. Estos minerales forman la base del tejido óseo y los dientes. Es por eso que son necesarios para los niños en el período de crecimiento y desarrollo activo.

¿Cuándo introducir el requesón?

El requesón se alimenta a los bebés no antes de 6 meses. El hecho es que durante el procesamiento de proteínas en el cuerpo, se forman muchos compuestos nitrogenados ácidos, que crean una carga incrementada en los inmaduros hasta los riñones del bebé. A este respecto, el "abuso" del requesón (su cita antes de los seis meses o la superación de las dosis diarias recomendadas) se puede "responder" más tarde mediante la aparición en la orina del niño de sales: oxalatos, uratos y fosfatos, trastornos metabólicos, aumento de la presión arterial.

Si la primera alimentación se ofrece al bebé en 6 meses, el turno del requesón llega a aproximadamente 7,5-8 meses (después de la introducción de verduras, cereales, frutas). Algunos expertos consideran correcto introducir primero la carne en la dieta del bebé y solo luego la cuajada, otros en el orden inverso (cuajada).

En casos especiales (aumento de peso insuficiente, manifestaciones pronunciadas de raquitismo), el requesón puede ser designado como uno de los primeros platos de comida complementarios, pero esta decisión debe ser tomada por un pediatra que observe al bebé. E incluso en tales casos, trate de no ofrecer este producto al bebé en los últimos 6 meses.

Comience, como siempre, al ingresar a un plato nuevo, con 1/2 cucharadita (aproximadamente de 3 a 5 gramos).

Es mejor ofrecer queso cottage por la mañana, para que pueda cuidar al bebé hasta la noche. Si durante el día no observa ningún fenómeno desagradable (erupción cutánea, heces molestas, distensión abdominal, ansiedad severa), al día siguiente puede darle a un niño pequeño no más de 1 cucharadita de queso cottage.

En ausencia de reacciones indeseables, la dosis se aumenta gradualmente a 30 gramos por 9 meses, hasta 40 g por 10 meses y 50 g por 11-12 meses.

Casos especiales

No debemos olvidar que el requesón está hecho con leche de vaca. Y aunque en el proceso de cocción, las proteínas de la leche se modifican, los niños que son alérgicos a la proteína de la leche de vaca a menudo desarrollan reacciones alérgicas al queso cottage. Por lo tanto, los bebés deben esperar con la introducción de requesón por lo menos de 10 a 12 meses, y en ocasiones mucho más tiempo (todo depende de la gravedad de la reacción alérgica). Además, los niños con alergias no deben introducir nuevos productos sin consultar a un alergista.

Algunas veces la intolerancia al requesón se encuentra con una deficiencia severa de lactasa. Esta condición se observa cuando el tracto gastrointestinal carece de la enzima lactasa, que es necesaria para la digestión del azúcar de la leche o la lactosa. La lactosa forma parte de la leche fresca (tanto la leche materna como la leche de animales, vaca, cabra), y mucho menos está presente en los productos lácteos fermentados, ya que las bacterias del ácido láctico transforman el azúcar de la leche en ácido láctico. Sobre la deficiencia de lactasa, digamos cuando la cantidad de lactasa producida por las glándulas digestivas no es suficiente para digerir la cantidad de lactosa de los alimentos. Las causas de esta afección pueden ser una mayor cantidad de lactosa o una falta real de una enzima en el cuerpo. El síntoma principal de la deficiencia de lactasa son las heces acuosas diluidas con olor agrio. A menudo, esta condición también se acompaña de hinchazón y dolor en ella. Muy poco azúcar de la leche (lactosa) permanece en la cuajada, ya que la mayor parte es procesada por bacterias del ácido láctico (se usan como iniciador). Pero si hay una falta significativa de lactasa, incluso una cantidad mínima de lactosa puede provocar intolerancia al producto. Se manifiesta por la aparición de heces líquidas y licuadas, a veces con un toque de verde, ruidos en el abdomen, hinchazón, menos dolor. Estos problemas deben resolverse conjuntamente con un pediatra o un gastroenterólogo. Si el bebé ya recibe la enzima lactasa como terapia de reemplazo, tal vez deba aumentarse su dosis. Si dicha terapia no fue prescrita, quizás con la introducción de requesón, debe esperar unos meses más.

No debe dar grasa de requesón a un niño que padece una enfermedad aguda o está debilitado como resultado de una enfermedad grave. El contenido máximo de grasa permisible de la cuajada es del 15%. La digestión de las grasas requiere mucha energía, que en tales períodos se necesita para otros propósitos.

Prepare el requesón usted mismo

Hay varias recetas para cocinar requesón. En casa, puede obtener insípido (soda) y cuajada agridulce. Recuerde: el requesón es un producto perecedero.

Después de la preparación, debe almacenarse en el refrigerador por no más de 2 a 3 días.

Cocinar la cuajada agridulce con masa fermentada.

Para 1 litro de leche, necesitará 50-75 g de leche agria o crema agria. La leche debe hervirse y enfriarse a una temperatura de 35-40 ° C. En este caso, la ebullición se utiliza como esterilización para que no se desarrollen cultivos bacterianos laterales en la leche. Es necesario enfriar la leche para que las bacterias vivas de la levadura no mueran. Agregue la levadura a la leche enfriada y déjela por un tiempo en un lugar cálido hasta que la leche adquiera la consistencia del yogur. La leche agria se calienta para separar el suero. Para que el requesón se vuelva tierno y sabroso, es mejor calentar la leche en un baño de agua. En casos extremos, puede ponerlo en un fuego muy lento, en cualquier caso, no permitir que hierva. Si la masa se calienta rápidamente, la desnaturalización de la proteína será muy áspera y la cuajada se triturará para formar bultos sólidos y sin sabor.

Algunas recetas sugieren que no se espere hasta el desprendimiento de suero de leche, se supone que solo se debe calentar lentamente la leche agria a una temperatura de 60-80 ° С y eliminarla del fuego. La separación del suero debe ocurrir en este caso, ya que se enfría. Así resulta la textura más delicada del requesón.

Tan pronto como note la descamación del suero de leche, retire la leche del fuego y dóblela en un colador o colador con un lecho de gasa limpio sobre él. Después de drenar la mayor parte de la cuajada de suero de leche en estopilla colgada. Si desea obtener requesón de una consistencia más densa, puede colocarlo bajo una pequeña carga, en este caso se eliminará más suero y el producto final estará más seco. Sin embargo, para los bebés es mejor dejar una consistencia semilíquida más suave.

Cocinar queso cottage sin levadura

Para preparar 50 g de requesón, necesita aproximadamente 250-300 ml de kéfir. El kéfir de un día se vierte en una cacerola y se calienta a fuego lento o en un baño de agua hasta que se cuece (delaminación de suero). Vierta la masa enfriada en un colador o colador con una capa de gasa. Después de drenar el suero, la cuajada resultante se puede frotar a través de un tamiz para obtener una masa más homogénea.

Cocinando queso cottage sin levadura (calcinado)

Además de la leche, necesitará una solución de cloruro de calcio, que se puede comprar en la farmacia. 300 ml de leche - aproximadamente 3 ml de la droga. La leche se hierve, se enfría, se agrega cloruro de calcio de la ampolla y la mezcla se lleva nuevamente a ebullición (preferiblemente en un recipiente de esmalte). En el proceso de calentamiento la mezcla se agita. Se tira en un colador o colador, como se describe anteriormente.

¿Cuándo puedo dar y cómo entrar en la dieta?

Según los pediatras, el requesón debe introducirse en la dieta de los bebés a partir de los seis meses de edad. Se permite darle al niño una cuajada en pequeñas porciones a los 7-8 meses de vida, es decir, solo después de que el cereal, las verduras y las frutas del niño se dominen. Si el bebé sufre de algún tipo de alergia, se recomienda administrar el producto de cuajada de 10 a 11 meses. Se permite dar prikorm de requesón a partir de 4 meses si el recién nacido está desnutrido o sufre de raquitismo. Para resumir los principales signos de la preparación de un niño para la introducción gradual de productos lácteos en la dieta:

  • Grudnichku cumplió seis meses.
  • El niño se sienta solo, sin apoyo.
  • El niño está interesado en la comida de adultos: el bebé toma el plato de sus padres y trata de comer.
  • Desde el nacimiento, el peso del bebé se ha duplicado.
  • El bebé está completamente sano, no fue vacunado durante la próxima semana.

Alergia al requesón

Las alergias a los productos lácteos en bebés no son infrecuentes. Un recién nacido puede desarrollar una reacción alérgica a cualquier alimento que sea familiar para un adulto. El requesón es increíblemente útil, pero en algunas personas el cuerpo comienza a luchar con este producto, así como con las vitaminas, sustancias y oligoelementos útiles que componen la delicadeza.

El requesón es una proteína compacta, hervida de la leche. Con el consumo de este producto está el recibo de proteína pura. A veces el cuerpo lo toma por una sustancia dañina, comienza una lucha activa y se defiende. Como resultado, se desarrolla una reacción alérgica, que se acompaña de manifestaciones internas y externas.

Una reacción alérgica común al requesón es el desarrollo de una erupción en el bebé, que aparece en forma de pequeñas rojeces y granos en la piel. A veces hay hinchazón de la boca y los labios. La reacción del tracto gastrointestinal se manifiesta en forma de espasmos dolorosos, náuseas, mareos, vómitos y diarrea. El sistema respiratorio a menudo manifiesta una secreción nasal y tos.

Cómo cocinar queso cottage en casa-receta

Existe una amplia variedad de recetas para la preparación de productos lácteos fermentados saludables. Años de experiencia en la práctica de cocinar requesón nos permiten identificar varias formas sencillas de hacer una delicadeza saludable. Cada madre tuvo la oportunidad de elegir la mejor opción para ella y para el bebé. A continuación se presentan algunas recetas comunes para el queso cottage sabroso y tierno.

Los principales beneficios del kéfir se basan en su capacidad para tener un efecto beneficioso sobre la digestión y la absorción de otros productos. En los trastornos intestinales, la bebida presenta propiedades antisépticas. Los microorganismos beneficiosos en el kéfir previenen el desarrollo de procesos de fermentación y descomposición, ayudan a limpiar el cuerpo de toxinas y toxinas dañinas.

Vierta el kéfir en una cacerola pequeña, póngalo a fuego medio para que la masa se caliente gradualmente pero no hierva. Después de un tiempo, notará que el kéfir se ha dividido: hay una masa densa arriba y una masa líquida debajo. La parte superior es el requesón, que debe filtrarse con tela de gasa. Al eliminar el exceso de humedad (levadura), se obtiene una deliciosa y tierna cuajada para el bebé.

De la leche con cloruro de calcio.

El calcio es increíblemente útil para cualquier persona. Esta sustancia participa directamente en la formación y el funcionamiento del sistema nervioso, la coagulación de la sangre y también contribuye a la activación de ciertas enzimas en el cuerpo. El papel principal del calcio es la formación de tejido óseo. Por este motivo, los productos lácteos calcinados se recomiendan para niños, adolescentes y mujeres durante el embarazo.

Para comenzar, hierva la leche, luego agregue a ella una solución al 10% de cloruro de calcio y mezcle bien. Las proporciones son 2-3 cucharadas o 5-6 cucharaditas por 1 litro de leche. Si la separación de masa de cuajada es débil, intente agregar un poco más de solución de cloruro de calcio. Después de separar la cuajada, deje que la masa se enfríe y luego cuele el producto a fondo. Si lo desea, agregue plátano y compota de manzana al plato.

Hecho de leche de cabra

El requesón hecho en casa a base de leche de cabra es rico en sales de potasio, fósforo, sodio, calcio, vitaminas del grupo B. Además, hay mucha albúmina en dicha leche, por lo que este producto es mejor absorbido por los bebés, lo que brinda una protección confiable contra las infecciones. De acuerdo con las revisiones, el queso cottage con leche de cabra será especialmente útil para los niños a la hora de los dientes de leche. La delicadeza sabrosa y saludable se hace mejor independientemente con sus propias manos.

Ponga la leche en un lugar cálido durante unos dos días. El producto agrio se vierte en una cacerola de aluminio, que se pone en fuego lento. La leche no debe hervir. Caliéntalo hasta sesenta grados. No te olvides de agitar constantemente el líquido. Tan pronto como la sustancia comience a apagarse, apague el fuego. Si la leche se sobrecalienta, el plato se secará y perderá su delicado sabor. Mueva la masa plegada en un colador, apriete ligeramente. Deje drenar el resto del suero. El requesón suave sobre la leche de cabra está listo.

En la olla de cocción lenta.

Litro de kéfir vierte en el cuenco multicooker. Establece el modo "multicooker". La temperatura debe estar alrededor de los 80 grados. Tiempo de cocción - 45 minutos. Si el modelo de multicooker que está utilizando no tiene un modo especial, configure el modo de calentamiento o el modo de gachas de leche. Чтобы сделать густой творог с зернышками, продлите время готовки еще на 10 минут. По истечении примерно часа творожная масса должна отделиться от сыворотки.

Полученный творог нужно процедить, удалив тем самым лишнюю жидкость. Для этого воспользуйтесь марлей. Оставьте завернутую субстанцию стекать и остывать. После этого вручную докрутите марлю, хорошенько отожмите жидкость. A partir de un litro de kéfir salen unos 150 gramos de requesón, muy ligero y tierno. Al agregar puré de manzana, tendrá un plato sabroso y, lo más importante, saludable para los bebés.

Pin
Send
Share
Send
Send