Ginecologia

Orina turbia en mujeres embarazadas

Pin
Send
Share
Send
Send


Durante el funcionamiento normal del cuerpo, la orina es ligera y no tiene impurezas adicionales. Si se observa orina turbia durante el embarazo, esta es una razón seria para visitar una institución médica y pasar las pruebas requeridas. Cambiar la sombra de la orina y su transparencia puede hablar de una serie de patologías que pueden dañar no solo la salud de la futura madre, sino también el feto.

Causas de orina turbia durante el embarazo

Durante el embarazo, todos los órganos, en particular, los riñones, funcionan mejor y ayudan a eliminar los productos metabólicos no solo de la mujer sino también del feto. Las cargas fuertes a menudo causan insuficiencia renal. Además, los trastornos en el fondo hormonal provocan una disminución en el tono del tracto urinario. Debido a esto, la probabilidad de infecciones, por ejemplo, inflamación en la vejiga, aumenta. Además, la turbidez de la orina en las mujeres que esperan un hijo puede causar las siguientes razones:

  • nutrición inadecuada y desequilibrada,
  • deshidratación
  • hinchazón
  • aumento de la presión arterial,
  • toxicosis
  • inflamación bacteriana de los riñones, que se caracteriza por daños en la pelvis renal, copas y parénquima,
  • Uso de productos farmacéuticos diseñados para eliminar la acidez estomacal.
Volver a la tabla de contenidos

Orina turbia en el embarazo temprano

Se cree que la turbidez de la orina es el primer signo de embarazo. Si se muestra orina fangosa en el primer trimestre, a menudo no indica el desarrollo de patologías en el cuerpo de la mujer. La causa más común del cambio de color es la toxicosis, que se desarrolla en casi todo el sexo justo. Esta desviación en el embarazo temprano provoca un trastorno en la dieta, así como la deshidratación, lo que contribuye a la turbidez de la orina. Si una mujer embarazada tiene una fuerte toxicosis, debe visitar al médico de cabecera. Tales precauciones se deben al hecho de que en algunas situaciones puede ser necesario usar medicamentos para deshacerse de un estado no deseado.

En términos tardíos

La orina opaca y turbia en mujeres embarazadas en el segundo y tercer trimestre a menudo indica una enfermedad inflamatoria de los riñones (pielonefritis), que se desencadena por una fuerte presión del útero. Si el paciente tiene un sedimento en las últimas etapas de la orina, cambia su color y hay enfermedades renales crónicas, durante el embarazo es importante visitar no solo al ginecólogo, sino también al nefrólogo. La orina fangosa también se puede observar debido a complicaciones de un embarazo normal. En esta situación, es importante visitar a un especialista de inmediato para resolver el problema a tiempo y no provocar un aborto espontáneo.

Despues del parto

Durante el embarazo, el nivel de sales disminuye dramáticamente en el análisis de orina. Esto se debe al hecho de que se requiere una cierta cantidad de fosfatos para la formación del esqueleto fetal. Además, se requieren sales de ácidos fosfóricos después del parto para la formación de la leche materna. Es por eso que hay orina turbia después del nacimiento. Los médicos notan que esta condición está fisiológicamente condicionada y no debe alertar al paciente. Si la orina contiene sedimentos y escamas, esta es una razón importante para ir al hospital.

Síntomas adicionales

Si la orina turbia durante el embarazo es provocada por anomalías en el cuerpo, la mujer que está esperando un hijo tiene los siguientes efectos secundarios no deseados:

  • aumento de la urgencia urinaria
  • malestar en la parte baja del abdomen,
  • picazón y ardor durante el vaciado,
  • Las impurezas de la sangre en la orina, que se observan debido a la aparición de cálculos renales,
  • Alteraciones en la actividad del sistema urinario.

¿Qué médico visitar?

Si la orina se vuelve turbia durante el embarazo, es importante no automedicarse y no esperar hasta que la desviación pase por sí sola. Una mujer que está esperando un hijo tendrá que ir a un centro médico y hacer una cita con un médico general. El médico general enviará al paciente al ginecólogo, quien realizará un examen. Si las causas de la orina turbia son trastornos en la actividad del sistema reproductor, se prescribirá el tratamiento requerido. Si la condición es provocada por el mal funcionamiento de los riñones, la niña es enviada al nefrólogo.

Procedimientos de diagnostico

El terapeuta primero entrevista al paciente y descubre cuánto tiempo se ha atenuado la orina y qué síntomas adicionales están presentes. Después de eso, la mujer es enviada a los siguientes exámenes:

  • análisis general de la orina,
  • análisis de orina según nechyporenko,
  • Bakposev.
Volver a la tabla de contenidos

Si la causa es la pielonefritis.

La terapia para la turbidez de la orina durante el embarazo se basa en la eliminación de la causa que provocó la patología. Cuando se observa orina turbia debido a procesos inflamatorios, los médicos prescriben el uso de fármacos antibacterianos. Si hablamos de pielonefritis, que afecta a alrededor del 10% de las mujeres embarazadas, los médicos recetan antibióticos que son seguros para el feto. La elección de los medicamentos depende del tipo de microorganismos que provocaron la enfermedad. Además, los médicos tienen en cuenta las características individuales del paciente y la presencia de contraindicaciones. Durante el embarazo, está permitido usar tales productos farmacéuticos:

Además, deshacerse de la pielonefritis implica el uso de uroantiseptics, por ejemplo, "Furagin".

Terapia de cistitis

Si la turbidez de la orina es provocada por la inflamación de la vejiga, recurra a la ayuda de antibióticos en forma de píldora. Las velas para uso vaginal están contraindicadas durante el embarazo. Los médicos están de acuerdo en que el medicamento Canephron es seguro para el uso en mujeres embarazadas. En su composición están los ingredientes herbales, por lo que el medicamento prácticamente no tiene efectos secundarios ni contraindicaciones para su uso. Medicina segura para el feto. El medicamento tiene un efecto diurético y ayuda a aliviar el espasmo de las paredes de la cavidad urinaria. Además, si hay una forma aguda de inflamación de la vejiga, recurre al uso de tales medicamentos:

Además del uso de productos farmacéuticos, una mujer embarazada deberá observar y una dieta saludable y equilibrada. Es importante excluir el uso de carnes ahumadas, encurtidos y adobos, dulces salados, picantes y fritos. La dieta está determinada por el médico a cargo y depende de la gravedad de la patología que causó la turbidez de la orina, así como las características individuales del paciente.

Medidas preventivas

Para evitar que la orina se enturbie durante el embarazo, es importante seguir todas las recomendaciones del especialista que lo atiende sin cuestionarlo. Debe protegerse contra situaciones estresantes, nervios e hipotermia, ya que pueden causar inflamación de la vejiga y los riñones. Observar y adietar los alimentos, que designó un médico. La dieta no solo eliminará la posible toxicosis, sino que también mejorará la salud general de la mujer y el futuro bebé. Además, es necesario vigilar la higiene personal. Darse una ducha debe ser 2 veces al día: mañana y tarde.

Análisis óptimo de orina.

En mujeres sanas, la orina tiene un color amarillo claro y transparencia absoluta. Algunos medicamentos, como el metronidazol, así como el consumo de remolacha, pueden afectar cambios menores en el color.

Los indicadores óptimos del estado de la orina en una mujer embarazada pueden considerarse:

  • color amarillo claro
  • la ausencia de cualquier sedimento visible,
  • la cantidad de proteína no debe exceder más de 500 mg / día,
  • La presencia de glucosa es aceptable en ausencia de ella en la sangre.
  • el número de leucocitos - no más de 6 a la vista,
  • el número de glóbulos rojos no es más de 3 a la vista,
  • La densidad media debe ser igual a 1012 g / l,
  • El equilibrio ácido-base varía de 5 a 7,4 pH.

Al pasar el análisis debe tenerse en cuenta que el sutra de orina tiene un color más intenso, que se asocia con una menor ingesta de líquidos durante la noche.

Cambios de gusto

Dado que en las primeras etapas del embarazo a menudo ocurren cambios en el gusto, las desviaciones detectadas en el análisis de la orina pueden explicarse por el uso de productos que afectan sus propiedades fisicoquímicas.

Por lo tanto, los cambios en el color y la transparencia pueden ser causados ​​por el uso excesivo:

  • café
  • productos de cacao (chocolate),
  • te negro
  • proteínas animales,
  • agua mineral u otra bebida alcalina,
  • Alimentos de origen vegetal.

Si el café, el cacao y el té causan la formación de oxalatos y, en consecuencia, la formación de sedimentos en la orina, el predominio de los productos proteínicos en la dieta, por el contrario, contribuye a la formación de uratos y, en consecuencia, el cambio de color a un lado más oscuro.

El predominio en la dieta de alimentos de plantas embarazadas contribuye a una importante alcalinización de la orina con un cambio en el pH hasta el valor máximo permitido, lo que afecta la formación de una alta concentración de sales de sulfato, en una cantidad capaz de dar a la orina un tono ligeramente turbio, seguida de la formación de un precipitado.

Una de las razones por las cuales ocurren cambios en las propiedades físico-químicas de la orina, es la toxicosis de las mujeres embarazadas. La toxicosis, según el momento, se caracteriza por una reacción diferente del sistema urinario al embarazo. Así, durante periodos de hasta 20 semanas, el cuerpo se caracteriza por deshidratación. La consecuencia de esta condición es un aumento en la concentración de productos de degradación en el fluido excretado del cuerpo.

Si, mientras se mantiene el equilibrio hídrico en el cuerpo, la concentración de sales y proteínas es aproximadamente del 3%, entonces, con una ingesta insuficiente de líquidos o su pérdida durante la toxicosis, el porcentaje puede aumentar significativamente y, en consecuencia, la orina excretada adquirirá un color más oscuro con una clara pérdida de transparencia.

Cambios hormonales

Otra causa de sedimento puede servir como secreciones mucosas o de proteínas de la vagina, atrapadas en el tanque durante la recolección de orina para su análisis. La razón de las secreciones intensas son los cambios hormonales que ocurren con una mujer durante el embarazo. La reducción de la inmunidad puede desencadenar el desarrollo de candidiasis, en la cual, el flujo de queso puede hacer que la orina se vuelva turbia.

Para excluir el ingreso de inclusiones extrañas en la muestra de orina tomada para el análisis, se deben realizar varios procedimientos:

  • lavar bien los genitales
  • con un hisopo de algodón para cerrar la entrada a la vagina,
  • iniciar el proceso de orinar,
  • durante la micción para sustituir la capacidad de análisis,
  • terminar de orinar,
  • lavar los genitales
  • quitar el tampón.

Si, con el cumplimiento de todas las reglas, la orina aún está turbia, debe esperar los resultados de la investigación de laboratorio.

Causas patológicas de la orina turbia.

Además de los cambios naturales, de una forma u otra, que afectan el color y la transparencia de la orina de una mujer embarazada, puede haber causas patológicas que solo se pueden reconocer mediante métodos de diagnóstico de laboratorio. Por lo tanto, la orina turbia durante el embarazo se observa cuando se encuentran los siguientes elementos organizados:

  • glóbulos rojos (hematuria),
  • leucocitos (leucocturias y bacteriuria),
  • proteína (proteinuria),
  • linfática (hiluria).

Normalmente, las mujeres tienen una pequeña cantidad de glóbulos rojos que se pueden detectar solo con un microscopio. La inclusión de un gran número de glóbulos rojos puede ser una de las razones para la formación de orina turbia, a menudo con un tinte marrón.

Según el grado de intensidad se distinguen:

En el primer caso, la presencia de sangre en la orina no es un hecho obvio, ya que el número de eritrocitos excede el valor máximo permitido, pero no lo suficiente como para cambiar de color. La turbidez en este caso puede ser causada por factores concomitantes causados ​​por una función renal alterada (sedimentos no organizados, proteínas, leucocitos).

En el segundo caso, el color puede variar de amarillo sucio a rojo pardusco.

Se puede observar hematuria en tumores cancerosos. En este caso, la turbidez y la decoloración de la orina pueden ir acompañadas de un olor desagradable.

Para aclarar la fuente del sangrado, se distinguen los siguientes tipos de eritrocitos:

  • teniendo hemoglobina,
  • No tener hemoglobina.

Cuando se detectan glóbulos rojos que no tienen hemoglobina, el daño renal es característico de la glomerulonefritis o la tuberculosis renal. Los eritrocitos, que retuvieron la hemoglobina, se observan con la derrota del tracto urinario inferior (vejiga, uretra).

El mayor porcentaje de sangre en la orina se observa en las patologías del tracto urinario inferior, y el porcentaje más pequeño se encuentra en las superiores.

Leucocitturia

La detección de leucocitos es extremadamente importante para una mujer embarazada, desde un punto de vista diagnóstico, un signo, ya que la presencia de leucocitos con detección simultánea de bacterias indica procesos inflamatorios activos en el tracto urinario. En este caso, el sedimento turbio en la orina es una consecuencia de la respuesta inmune al daño a los tejidos de los patógenos del tracto urinario (pielonefritis, cistitis).

Proteinuria

La aparición de proteínas en la orina debido a una violación de la capacidad de filtración de los riñones. Dependiendo de las razones de la desviación, la proteinuria se puede clasificar en:

La proteinuria fisiológica es una consecuencia de la reacción de los riñones a cualquier efecto negativo (hipotermia, aumento de la actividad física, infarto de miocardio). La proteinuria patológica es evidencia de enfermedad renal.

En la mayoría de los casos, la proteína que se encuentra en la orina durante el embarazo se refiere a la proteinuria fisiológica, ya que aparece debido a la compresión de los riñones por el crecimiento del útero. Pero, incluso sin ser una patología pronunciada, durante el embarazo más de 20 semanas, la proteinuria ortostática puede ser un signo de nefropatía y, a veces, de toxicosis tardía de mujeres embarazadas (gestosis).

El desarrollo de la nefropatía tiene las mismas raíces que la eclampsia de las mujeres embarazadas, acompañadas de convulsiones, hipertensión arterial y edema.

Una enfermedad bastante rara causada por la formación de una abertura patológica (fístula) entre las vías linfáticas y los riñones. Puede ser debido a un trauma compresivo, tuberculosis o una enfermedad parasitaria causada por nematodos.

El síntoma principal es la orina clara (de color lechoso), exfoliante, si se deja reposar por un corto tiempo, en tres capas:

  • coágulo apretado en la parte superior,
  • orina mezclada con linfa,
  • sedimento

Chiluria es a menudo el resultado de un proceso inflamatorio de larga duración.

Si la orina turbia se observa solo en la mañana, entonces hay un fenómeno fisiológico normal. A pesar del cambio en el color y la estructura, es ella quien es la más informativa para el diagnóstico.

No oculte del médico la aparición de cambios en el estado; con mucha frecuencia, es suficiente para hacer ajustes en la dieta y las pruebas volverán a la normalidad. El monitoreo sistemático del estado de una mujer embarazada ayudará a evitar complicaciones graves y dará a luz de manera segura a un bebé sano.

Razones para la formación de copos.

Todo el mundo sabe que la ausencia de trastornos urinarios se expresa como la orina que se excreta: debe ser clara, de color amarillo claro, sin impurezas visibles y un olor extraño y extraño. Las proteínas entran en la orina, pero en pequeñas cantidades. Durante el embarazo, se permite un valor de 0.15 g / l. Sin embargo, casi todos los cambios patológicos que ocurren con el cuerpo se muestran en el sistema urinario. Por lo tanto, los médicos en muchos casos se refieren al análisis general de orina. Las fallas pueden ocurrir en cualquier persona, pero en futuras madres ciertos cambios ocurren muy a menudo, debido a la enorme carga en el cuerpo cuando se lleva a un bebé. En el caso general, la aparición de formaciones floculantes en la orina puede provocar tales razones:

  • Cambio drástico en la dieta: adherencia a dietas mal desarrolladas, reducción de las proteínas de los alimentos debido al abandono de los platos de carne y pescado durante la transición a un estilo de vida vegetariano o, por el contrario, un fuerte aumento en el consumo de alimentos con proteínas. Con tales cambios en el cuerpo, el metabolismo de las proteínas se altera y entran a la orina, formando un precipitado insoluble en forma de escamas. Al mismo tiempo, los niveles de proteínas se elevan en la sangre.
  • Enfermedades infecciosas y no infecciosas del sistema urinario: inflamación de la vejiga (cistitis), estado funcional alterado de la pelvis renal, candidiasis bucal, vaginosis bacteriana. Si los copos aparecen por esta razón, entonces este síntoma se acompaña necesariamente de otras manifestaciones (dolor, corte, hinchazón, fiebre, cambio en la cantidad y el color de la orina) y el nivel sanguíneo de la proteína puede no aumentar.

  • La presencia de enfermedades ginecológicas en la mujer. Anatómica y funcionalmente, los sistemas sexual y urinario están muy conectados, por lo que los procesos inflamatorios afectan la formación de orina y las descargas mucosas o purulentas durante la enfermedad pueden ingresar al biomaterial y formar un sedimento floculante.
  • Las escamas pueden aparecer en una condición tan peligrosa como sangrado interno. Reconocer que esta situación puede ser por los síntomas que la acompañan: debilidad, piel pálida, pérdida de conciencia.
  • При дефиците жидкости в организме урина становится более концентрированной, содержит больше солей в единице объема. Un cambio en la composición química y la reacción del medio conduce a la precipitación de proteínas en un precipitado insoluble.

Factores de riesgo adicionales para el embarazo.

En las mujeres embarazadas, debido a su estado fisiológico especial, se agregan otros factores a esta lista, relacionados con un aumento en la cantidad de sangre, el líquido en el cuerpo como un todo y, en consecuencia, la carga en los riñones:

  • embarazo múltiple
  • fruta grande,
  • el paso del tapón de moco antes del parto, que en algunas mujeres se divide en partes, de manera gradual y discreta,
  • La preeclampsia, o toxicosis tardía, conduce a trastornos metabólicos. Se puede reconocer por los síntomas que lo acompañan: la presencia de edema y presión arterial alta.

En presencia de estos factores de riesgo, la probabilidad de tal manifestación aumenta notablemente, por lo que el médico puede dar referencias para el examen con más frecuencia de lo habitual.

Si la causa del precipitado son factores asociados con el embarazo, en la mayoría de los casos, no se requiere un tratamiento especial, solo se necesita un control regular.

Errores en el análisis.

Las causas muy comunes de sedimento floculante en la orina son errores triviales en el muestreo de biomateriales. Es decir, inicialmente en la orina formada, está ausente, pero ingresa al vaso directamente en el momento de la micción. Este suele ser el caso en las mujeres, ya que el moco de la abertura genital puede entrar accidentalmente en el biomaterial. A veces, este resultado es causado por un lavado incompleto del jabón de la piel; también puede manifestarse por precipitación.

Por lo tanto, si los copos aparecieron en los resultados del estudio por primera vez, y no hay otros signos obvios de ninguna patología, el médico puede enviar de forma segura para un nuevo examen, recordando las reglas de recolección del biomaterial nuevamente. En particular, antes de pasar la prueba, es necesario lavarla bien, es recomendable cubrir la abertura del piso con un algodón limpio para evitar que entren las secreciones vaginales.

Prueba de copos caseros.

Con un alto contenido de compuestos proteicos que forman un precipitado insoluble, se extraen en escamas, que son visibles a simple vista. Se pueden unir mediante células epiteliales, que se exfolian constantemente de la superficie de la membrana mucosa y los leucocitos de la sangre. En casa, puede realizar una prueba simple, que puede indicar aproximadamente el estado del cuerpo.

Es necesario recolectar la primera porción de orina en un vaso y la segunda en otro. Si hay formaciones floculentas en el primer vaso y no en el segundo, es muy probable que el sedimento esté formado por células epiteliales o secreciones mucosas de la vagina.

Si hay partículas visibles en el segundo recipiente, se pueden sospechar enfermedades de los órganos del sistema urinario.

Sin embargo, esta prueba no es confiable, por lo que solo se puede obtener información preliminar de sus resultados. El resultado exacto solo es posible con un examen de laboratorio.

Que hacer en este caso

En primer lugar, no te preocupes. Durante el embarazo, la ansiedad es muy perjudicial y puede que no haya razones serias para ello. Pero ignorar este hecho tampoco vale la pena: puede ser la primera señal de una violación, que debe eliminarse rápidamente y evitar complicaciones.

Por lo tanto, definitivamente debe consultar a un médico en un futuro cercano después de recibir los resultados del estudio. Es recomendable informar todos los matices que pueden ser útiles para establecer el diagnóstico: la frecuencia aproximada de micción por día, la presencia o ausencia de dolor y dolores, la temperatura corporal, los cambios en el estado del propio hijo (por el número de movimientos en la segunda mitad del embarazo). El médico prescribirá pruebas adicionales, analizará la dieta; en general, buscará el factor que provocó la violación. Todas estas citas deben cumplirse, ya que retrasar el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades durante el embarazo puede dañar tanto a la madre como a su bebé.

La mujer misma debería vigilar su dieta. Los alimentos no solo deben ser seguros en términos del contenido de sustancias nocivas. También debe ser equilibrado, es decir, con una proporción normal de proteínas, grasas y diferentes grupos de carbohidratos. La inflamación del cuerpo en un alimento proteico, así como su sobrecarga, puede causar un desequilibrio y la falta de aminoácidos esenciales en el feto en desarrollo. También debe usar una cantidad suficiente de líquido (con el funcionamiento normal de los riñones: alrededor de 1.5-2 litros por día, con violaciones de su trabajo y la aparición de edema, el médico determina la tasa).

Es importante cuidar su salud: no enfríe demasiado, siga las reglas de higiene, evite las relaciones sexuales ocasionales. Todas las fuentes de infecciones en el cuerpo (dolor de dientes, no una garganta completa) deben eliminarse rápidamente para que los microorganismos patógenos no se propaguen por todo el cuerpo y no causen inflamación en otros órganos, incluido el sistema urinario.


Al identificar infecciones o enfermedades no transmisibles, es imperativo que se someta a un tratamiento.

Y aunque la mayoría de los antibióticos y otros medicamentos son inaceptables durante el embarazo, el médico le prescribirá una terapia que ayudará a eliminar la enfermedad o evitar complicaciones.

Para algunas enfermedades infecciosas en los últimos meses de embarazo, el tratamiento activo se pospone para el período posparto, y solo se llevan a cabo medidas médicas de apoyo.

Por lo tanto, la aparición de escamas no debe asustar a una mujer embarazada. Este síntoma solo dice que es necesario someterse a un examen adicional y observar todas las reglas para tomar biomaterial muy claramente. Al encontrar la causa, debe intentar eliminarlo, y para ello debe seguir todas las recetas y las recetas del médico tratante.

Pin
Send
Share
Send
Send