Niños pequeños

¿Qué es la retinopatía?

Pin
Send
Share
Send
Send


Retinopatía - Daño a los vasos retinianos, que conduce a la interrupción del suministro de sangre a la retina, su degeneración, atrofia del nervio óptico y ceguera. La retinopatía es indolora: marca la aparición de manchas flotantes (ganado) y velos ante los ojos, una disminución progresiva de la visión. El diagnóstico de retinopatía requiere la consulta de especialistas (oftalmólogo, neurólogo, cardiólogo, endocrinólogo), estudios de agudeza y campos visuales, realización de oftalmoscopia, biomicroscopía, angiografía fluorescente del fondo, estudios electrofisiológicos, ecografía ocular. En la retinopatía, es necesario lograr una compensación por enfermedades concomitantes, el nombramiento de vasodilatadores, vitaminas, anticoagulantes, oxigenación hiperbárica, coagulación con láser de la retina.

Retinopatía serosa central

La etiología de la retinopatía primaria sigue siendo desconocida, por lo tanto, se clasifican como idiopáticas. La retinopatía serosa central (retinitis serosa central, desprendimiento de manchas amarillas idiopáticas) se detecta con mayor frecuencia en hombres de 20 a 40 años de edad que no tienen enfermedades somáticas. En la historia de los pacientes indican un estrés emocional pospuesto, frecuentes dolores de cabeza tipo migraña. En la retinopatía serosa central, el daño retiniano suele ser unilateral.

Los síntomas de la retinopatía serosa central incluyen micropsia (reducción en el tamaño de los objetos visibles), la aparición de ganado, una disminución de la agudeza y un estrechamiento de los campos visuales. Un importante signo de diagnóstico diferencial es la mejora de la visión cuando se usan lentes débilmente positivas.

El cuadro patológico de la retinopatía serosa central se caracteriza por un desprendimiento seroso del pigmento epitelio en el área macular, que se determina en el proceso de oftalmoscopia como un abultamiento ovalado o circular limitado de un color más oscuro que los tejidos retinianos circundantes. Por lo general, la ausencia de reflejo foveal (tira de luz alrededor de la fosa central de la retina), la presencia de precipitados amarillentos o grisáceos.

En el tratamiento de la retinopatía serosa central, se utiliza la coagulación con láser de la retina. La terapia está dirigida a fortalecer la pared vascular, mejorar la microcirculación, reducir el edema retiniano, se prescribe la terapia de oxígeno y oxígeno. En el 80% de los casos, con el tratamiento activo oportuno de la retinopatía serosa, es posible detener el desprendimiento de retina y restaurar la visión a su nivel original.

Epiteliopatía pigmentaria multifocal posterior aguda

Esta forma de retinopatía puede ser de una o dos caras. En la epiteliopatía pigmentaria multifocal posterior aguda, se forman múltiples focos subretinianos planos de color blanco grisáceo, con el desarrollo inverso de los cuales se forman áreas de despigmentación. En el examen del fondo de ojo, se determinan el edema perivascular de los vasos periféricos de la retina, la tortuosidad y la dilatación de las venas, el disco óptico y el edema.

Una proporción significativa de pacientes experimentan nubosidad del cuerpo vítreo, se desarrollan episcleritis e iridociclitis. La visión central se altera temprano, aparecen escotomas centrales o paracentrales en el campo de visión.

El tratamiento de la epiteliopatía pigmentaria multifocal posterior se realiza de forma conservadora, incluida la administración de terapia vitamínica, fármacos vasodilatadores (vinpocetina, pentoxifilina, etc.), angioprotectores (solcoserilo), inyecciones retrobulbar de corticosteroides, terapia con oxígeno hiperbárico. El pronóstico para esta forma de retinopatía primaria es generalmente favorable.

Retinopatía exudativa externa.

El desarrollo de la retinopatía exudativa externa (enfermedad de Coates, retinitis exudativa externa) se observa principalmente en los hombres jóvenes. El daño retiniano es más a menudo unilateral. En esta forma de retinopatía, el exudado, las hemorragias y los cristales de colesterol se acumulan debajo de los vasos de la retina. Los cambios generalmente se localizan en la periferia del fondo del ojo, la lesión del área macular es rara. A menudo, la angiografía retiniana revela múltiples microaneurismas, derivaciones arteriovenosas.

El curso de la retinopatía exudativa externa es lento y progresivo. El tratamiento se realiza mediante coagulación con láser de la retina y oxigenación hiperbárica. El pronóstico se ve agravado por el desprendimiento de retina, que requiere una intervención urgente, el desarrollo de iridociclitis y glaucoma.

Retinopatía hipertensiva

La retinopatía hipertónica patógena se asocia con hipertensión arterial, insuficiencia renal, toxemia en mujeres embarazadas. En esta forma de retinopatía, se observa un espasmo del fondo de las arteriolas, seguido de elastofibrosis o hialinosis de sus paredes. La gravedad de la lesión está determinada por el grado de hipertensión y la duración del curso de la hipertensión.

En el desarrollo de la retinopatía hipertensiva hay 4 etapas. La etapa de la angiopatía hipertensiva de la retina se caracteriza por cambios funcionales reversibles que afectan a las arteriolas y vénulas retinianas.

En la etapa de la angiosclerosis hipertensiva, el daño a los vasos retinianos es de naturaleza orgánica y está asociado con la consolidación esclerótica de las paredes vasculares y una disminución de su transparencia.

La etapa de la retinopatía hipertensiva se caracteriza por la presencia de cambios focales en el tejido retiniano (hemorragias, plasmorragias, depósitos de lípidos, exudado de proteínas, zonas de infarto isquémico), hemoftalmia parcial. En los pacientes con retinopatía hipertensiva, se reduce la agudeza visual, aparecen escotomas (puntos flotantes) delante de los ojos. Por lo general, en el contexto de la terapia antihipertensiva, estos cambios regresan y los síntomas desaparecen.

En la etapa de neurorretinopatía hipertensiva, la angiopatía, la angiosclerosis y la retinopatía en sí están asociadas con los fenómenos de disfunción del disco óptico, exudación y desprendimiento de retina. Estos cambios son más característicos de la hipertensión maligna y la hipertensión inducida por el riñón. La etapa de neurorretinopatía hipertensiva puede resultar en atrofia del nervio óptico y pérdida irreversible de la visión.

El diagnóstico de la retinopatía hipertensiva incluye la consulta con un oftalmólogo y un cardiólogo, oftalmoscopia y angiografía de fluorescencia. La imagen oftalmoscópica se caracteriza por un cambio en el calibre de los vasos retinianos, su obliteración parcial o total, el síntoma de Salus-Gunn (desplazamiento de la vena hacia las capas retinianas profundas debido a la presión ejercida por la arteria estresada y compacta en el área de su intersección), exudación subretinal, etc.

En la retinopatía hipertensiva, se corrige la hipertensión arterial, se prescriben anticoagulantes, se prescriben vitaminas, se realiza baroterapia con oxígeno y coagulación con láser de la retina. Las complicaciones de la retinopatía hipertensiva son hemoftalmía recurrente y trombosis de la vena retiniana. El pronóstico de la retinopatía hipertensiva es grave: no se excluye una reducción significativa de la visión e incluso el desarrollo de la ceguera. La retinopatía agrava el curso de la patología subyacente y el embarazo y, por lo tanto, puede ser una base médica para interrumpir artificialmente un embarazo.

Retinopatía aterosclerótica

La causa de la retinopatía aterosclerótica es la aterosclerosis sistémica. Los cambios que se producen en la retina en las etapas de la angiopatía y la angiosclerosis son similares a los de la retinopatía hipertensiva, pequeñas hemorragias capilares, depósitos de exudado cristalino a lo largo de las venas, la palidez del disco óptico aparece en la etapa de neurorretinopatía.

Los principales métodos de diagnóstico oftalmológico de la retinopatía aterosclerótica son la oftalmoscopia directa e indirecta, la angiografía de los vasos retinianos. No se realiza tratamiento especial de la retinopatía aterosclerótica. Lo más importante es la terapia de la enfermedad subyacente: la designación de agentes antiplaquetarios, antiescleróticos, vasodilatadores, angioprotectores, diuréticos. Con el desarrollo de neurorretinopatía se muestran cursos de electroforesis con enzimas proteolíticas. La oclusión de las arterias retinianas y la atrofia del nervio óptico son a menudo complicaciones de la retinopatía aterosclerótica.

Retinopatía diabetica

La patogenia de la retinopatía diabética es causada por la presencia de diabetes tipo 1 o tipo 2. Los principales factores de riesgo para el desarrollo de la retinopatía son la duración de la diabetes, la hiperglucemia grave, la nefropatía, la hipertensión arterial, la obesidad, la hiperlipidemia y la anemia. La retinopatía diabética es la complicación más frecuente y grave de la diabetes y es la principal causa de baja visión y ceguera.

En el desarrollo de esta forma de la enfermedad, se aíslan los estadios de la angiopatía diabética, la retinopatía diabética y la retinopatía diabética proliferativa. Las dos primeras etapas (angiopatía y retinopatía simple) continúan con los mismos cambios que las etapas similares de la retinopatía hipertensiva y aterosclerótica. En la etapa temprana de proliferación de retinopatía diabética, la neovascularización de la retina desarrolla, en la etapa tardía, los vasos recién formados experimentan crecimiento y hemorragias recurrentes en el vítreo, la proliferación del tejido glial. La tensión de la fibra y la deformación del cuerpo vítreo determinan el desarrollo del desprendimiento de la retina por tracción, que es la causa de la ceguera incurable en la retinopatía diabética.

En las etapas iniciales, la retinopatía diabética se manifiesta por una disminución constante de la agudeza visual, la aparición de un velo delante de los ojos y las manchas flotantes que desaparecen periódicamente. Difícil de leer y hacer pequeños trabajos. En la etapa de proliferación tardía, se produce la pérdida completa de la visión.

La realización de una oftalmoscopia bajo midriasis permite un examen detallado del fondo del ojo y la identificación de cambios característicos de la retinopatía diabética. El estado funcional de las zonas periféricas de la retina se investiga mediante la perimetría. El uso de los ojos de ultrasonido son áreas determinadas de focas, hemorragias, cicatrices en el espesor del globo ocular. La electrorretinografía se realiza para determinar el potencial eléctrico y evaluar la viabilidad de la retina. Para aclarar el estado de la retina, se utilizan la tomografía de barrido con láser y la angiografía retiniana.

Se obtiene información adicional en el complejo de examen oftalmológico de pacientes con retinopatía diabética mediante la determinación de la agudeza visual, biomicroscopía, diafanoscopia ocular, determinación de la frecuencia crítica de fusión de flicker (CFFF), etc.

El tratamiento de la retinopatía diabética debe ser controlado por un oftalmólogo y un endocrinólogo (diabetólogo). El control cuidadoso de los niveles de glucosa en la sangre, la toma oportuna de medicamentos antidiabéticos, vitaminas, agentes antiplaquetarios, angioprotectores, antioxidantes, agentes mejoradores de la microcirculación son necesarios. Con desprendimiento de retina se aplica coagulación. En caso de cambios marcados en el cuerpo vítreo y la formación de cicatrices, está indicada la vitrectomía y la cirugía vitreorretiniana.

Las complicaciones de la retinopatía diabética son cataratas, hemoftalmía, enturbiamiento y cambios cicatriciales del cuerpo vítreo, desprendimiento de retina, ceguera.

Retinopatía traumatica

El desarrollo de la retinopatía traumática se asocia con una compresión repentina y aguda del tórax, en la que se produce un espasmo de las arteriolas, se produce una hipoxia retiniana con la liberación de transudado. En el corto plazo después de la lesión, se desarrollan hemorragias y cambios orgánicos en la retina. La retinopatía traumática puede conducir a la atrofia del nervio óptico.

Las consecuencias de la contusión del globo ocular son cambios que se han denominado opacificación de la retina de Berlín. Esta forma de retinopatía traumática se asocia con hemorragia subcoreal y edema de las capas retinianas profundas, la liberación de transudado en el espacio entre la retina y la coroides.

Para el tratamiento de la retinopatía traumática, se prescribe terapia de vitaminas, se controla la hipoxia tisular y se lleva a cabo una oxigenación hiperbárica.

Características generales de la enfermedad.

La retinopatía es un trastorno vascular retiniano grave. La mayoría de las veces, la enfermedad ocurre en los recién nacidos y se llama retinopatía del prematuro. En la mayoría de los casos, los trastornos del suministro sanguíneo de la retina se producen bajo la influencia de altas concentraciones de oxígeno en la incubadora. Son vitales para asegurar la respiración de un recién nacido con pulmones no desarrollados, pero a menudo conducen al desarrollo de retinopatía del prematuro.

El porcentaje más alto de retinopatía del prematuro se encuentra, por extraño que parezca, en países con un alto nivel de desarrollo de la medicina. Las tecnologías neonatales de estos estados son capaces de soportar las vidas de bebés con un peso de 500 gramos que nacieron antes de los 3 meses y antes. Sin embargo, la imperfección de estas tecnologías conduce a patologías de la visión, ya que las condiciones de la incubadora son significativamente diferentes del entorno natural para el desarrollo del niño, el útero femenino.

En los países menos desarrollados, el problema de la retinopatía del prematuro no tiene tanta relevancia por la única razón de que la tasa de supervivencia general de los bebés prematuros con bajo peso al nacer es mucho peor.

Síntomas de la retinopatía.

Los síntomas de la retinopatía del prematuro pueden ser directos e indirectos. El segundo grupo de síntomas de retinopatía incluye un pequeño peso del niño (menos de 1,5 kg), una condición inestable después del nacimiento y el uso de barrena en las primeras semanas de vida.

Los síntomas indirectos de la retinopatía del prematuro en los primeros dos años de vida son discapacidad visual, estrabismo, el uso predominante de uno de los ojos.

El síntoma principal de la retinopatía es el subdesarrollo vascular de la retina, las formaciones anormales de tejido conjuntivo en el área de la retina y luego la lente. Diagnosticar estas patologías solo es posible con la ayuda de equipos oftalmológicos especiales.

Etapas de la retinopatía del prematuro.

Según la gravedad de la enfermedad, se distinguen varias etapas de la retinopatía del prematuro.

Para el estadio V de la retinopatía, es característico el desprendimiento completo de retina causado por el estiramiento excesivo del tejido ocular. Para la retinopatía de prematuridad en estadio I, respectivamente, son característicos los trastornos vasculares mínimos de la retina. La retinopatía en estadio III se considera un umbral. Durante su hijo va al tratamiento de la retinopatía utilizando técnicas de coagulación con láser.

Diagnóstico de retinopatía

El examen de rutina para la retinopatía del prematuro se lleva a cabo cada 2 semanas al mes después del nacimiento del niño. Los exámenes continúan hasta la formación completa de los vasos retinianos.

Si hay síntomas de retinopatía, el examen se realiza cada semana o 1 vez en 3 días. El diagnóstico de la enfermedad se realiza mediante un aparato de oftalmoscopia binocular indirecto. La atropina se entierra previamente en los ojos del niño para expandir la pupila. Además, en el diagnóstico de retinopatía del prematuro, también se puede utilizar la ecografía del ojo.

Los exámenes oftalmológicos programados en pacientes con diabetes mellitus se realizan cada 5 años.

Tratamiento de retinopatía

En el tratamiento de la retinopatía del prematuro, el inicio oportuno de la terapia es extremadamente importante. En el estadio I de la enfermedad, se recomienda la monitorización dinámica del estado de la retina. Una de las medidas de apoyo en esta etapa es el tratamiento de la retinopatía con criorretinopatía (congelación de las áreas periféricas de la retina).

Cuando se alcanza la tercera etapa de la enfermedad, se realiza el tratamiento con láser de la retinopatía: cauterización de la periferia de la retina con un láser. Las cicatrices se forman en el sitio de las quemaduras. La visión en esta área de la retina se pierde, pero con la ayuda del tratamiento con láser de la retinopatía, es posible mantener la visión central y prevenir el desprendimiento de retina.

En la forma diabética de los trastornos vasculares de la retina, el tratamiento de la retinopatía también es predominantemente con láser. Sin embargo, dado que las patologías del suministro de sangre de la retina en este caso son una complicación de la enfermedad subyacente, el control de los niveles de glucosa en la sangre es más importante en el tratamiento de la retinopatía diabética. La corrección oportuna de la sangre es la mejor prevención de la progresión de la retinopatía diabética.

En las etapas graves de la enfermedad, es posible el tratamiento quirúrgico de la retinopatía con la ayuda de una técnica de vitrectomía. Debido a su uso, los coágulos de sangre se eliminan de la cavidad ocular y del cuerpo vítreo. De esta forma, se facilita el acceso a una retina. Después de la restauración y el acoplamiento de la retina con un láser, el cuerpo vítreo del ojo se reemplaza con un aceite o gas especial.

Este método de tratamiento quirúrgico de la retinopatía es altamente efectivo, sin embargo, tiene un alto riesgo de complicaciones en forma de aumento de la presión intraocular.

Videos de YouTube relacionados con el artículo:

La información está generalizada y se proporciona únicamente con fines informativos. Ante los primeros signos de enfermedad, consultar a un médico. ¡El autotratamiento es peligroso para la salud!

La mayoría de las mujeres pueden obtener más placer al contemplar su hermoso cuerpo en el espejo que por el sexo. Así que, mujeres, luchad por la armonía.

Una persona que toma antidepresivos en la mayoría de los casos sufrirá de depresión nuevamente. Si una persona enfrentó la depresión con su propia fuerza, tiene todas las posibilidades de olvidarse de este estado para siempre.

La enfermedad más rara es la enfermedad de Kourou.Sólo los representantes de la tribu fur en Nueva Guinea están enfermos. El paciente muere de risa. Se cree que la causa de la enfermedad es comer el cerebro humano.

La sangre humana "corre" a través de los vasos bajo una presión enorme y, en violación de su integridad, es capaz de disparar a una distancia de hasta 10 metros.

El peso del cerebro humano es aproximadamente el 2% de la masa corporal total, pero consume alrededor del 20% del oxígeno que entra en la sangre. Este hecho hace que el cerebro humano sea extremadamente susceptible al daño causado por la falta de oxígeno.

Los dentistas aparecieron relativamente recientemente. En el siglo XIX, arrancar los dientes en mal estado era responsabilidad de un barbero normal.

Millones de bacterias nacen, viven y mueren en nuestros intestinos. Solo se pueden ver con un fuerte aumento, pero si se juntan, cabrían en una taza de café regular.

Científicos de la Universidad de Oxford realizaron una serie de estudios en los que concluyeron que el vegetarianismo puede ser perjudicial para el cerebro humano, ya que conduce a una disminución de su masa. Por lo tanto, los científicos recomiendan no excluir el pescado y la carne de su dieta.

Si su hígado dejara de funcionar, la muerte habría ocurrido dentro de las 24 horas.

La temperatura corporal más alta se registró en Willie Jones (EE. UU.), Quien ingresó en el hospital con una temperatura de 46,5 ° C.

Según un estudio de la OMS, una conversación diaria de media hora con un teléfono móvil aumenta la probabilidad de desarrollar un tumor cerebral en un 40%.

Los científicos estadounidenses realizaron experimentos en ratones y llegaron a la conclusión de que el jugo de sandía previene el desarrollo de la aterosclerosis. Un grupo de ratones bebió agua corriente y el segundo, jugo de sandía. Como resultado, los vasos del segundo grupo estaban libres de placas de colesterol.

James Harrison, residente de Australia de 74 años, se ha convertido en donante de sangre unas 1,000 veces. Tiene un raro grupo sanguíneo cuyos anticuerpos ayudan a los recién nacidos con anemia grave a sobrevivir. Así, el australiano salvó a unos dos millones de niños.

Durante los estornudos, nuestro cuerpo deja de funcionar por completo. Incluso el corazón se detiene.

Todos no solo tienen huellas dactilares únicas, sino también lenguaje.

La clínica israelí moderna Assuta en Tel Aviv, un centro médico privado conocido en todo el mundo. Es aquí donde los mejores doctores trabajan con nombres mundiales.

Retinopatía multifocal posterior aguda

Este tipo de retinopatía puede afectar la retina de un lado o del otro. Acompañado por la formación de muchas pequeñas hemorragias debajo de la retina, dejando un tinte blanquecino, con la formación de áreas con pigmentación perdida o degeneración pigmentaria. El examen de la parte inferior del ojo revela edemas localizados alrededor de los vasos sanguíneos y la deformidad de las venas.

La mayoría de los pacientes se nublan el cuerpo vítreo, el desarrollo de procesos inflamatorios alrededor del tejido episcleral y el iris. La retinopatía se acompaña de una violación de la visión central, aparecen puntos ciegos a la vista.

El tratamiento es bastante conservador e incluye:

  • Terapia de vitaminas: incluye las vitaminas A, B1, B2, B6, B12 en dosis estándar,
  • Medicamentos que expanden los vasos: Cavinton, pentoxifilina y otros,
  • Correctores de microcirculación - Solcoseryl,
  • Inyecciones retrobulbar - la introducción de soluciones medicinales en el ojo, a través de la piel en partes del párpado inferior,
  • Como muestra la práctica, el tratamiento de tales métodos en esta forma de retinopatía en la mayoría de los casos pasa sin complicaciones y produce un efecto favorable.

Finalización

La retinopatía es bastante diversa, y el tratamiento eficaz depende de la calidad del diagnóstico y del tratamiento adecuado en las primeras etapas de la enfermedad. La mayoría de los tipos de la enfermedad tienen similitudes en la posibilidad de prevenir el desarrollo de la enfermedad en las etapas iniciales. Hay que tener en cuenta que un papel importante en la prevención de la retinopatía es el de la coherencia de las acciones de especialistas de diversos perfiles.

Prevención

Para prevenir el desarrollo de la retinopatía, es necesaria una observación ambulatoria por parte de un oftalmólogo de pacientes con hipertensión esencial, diabetes mellitus, aterosclerosis, enfermedad renal, enfermedades de la sangre, lesiones, mujeres embarazadas con nefropatía, etc.

La prevención de la retinopatía de los bebés prematuros requiere un tratamiento cuidadoso del embarazo en mujeres con riesgo de parto prematuro, lo que mejora las condiciones de los bebés prematuros en lactancia. Los niños que han sufrido retinopatía en el período neonatal deben ser examinados por un oftalmólogo pediátrico cada año hasta los 18 años.

Un papel importante en la prevención de la retinopatía es desempeñado por la coherencia de las acciones de especialistas de diversos perfiles: oftalmólogos, endocrinólogos, cardiólogos, neurólogos, obstetras-ginecólogos, pediatras, traumatólogos, etc.

Variedades

  • central seroso
  • espalda afilada multifocal,
  • exudativo externo.

  • retinopatía hipertensiva,
  • diabetico
  • traumático
  • retinopatía por trastornos sanguíneos,
  • postrombótico

La retinopatía del prematuro no pertenece a estos grupos.

Forma hipertónica

La retinopatía hipertensiva progresa en el contexto de una disfunción de los riñones, la hipertensión arterial. Para la enfermedad característica es el espasmo de las arteriolas y la posterior destrucción de sus paredes y tejidos. La gravedad de esta forma depende de qué etapa de la hipertensión se observa en los seres humanos.

La retinopatía hipertensiva ocurre en 4 etapas:

  • angiopatía. Los procesos que se producen en los venoles y arteriolas son reversibles,
  • angiosclerosis Los tejidos vasculares se hacen más densos y pierden su transparencia. Como resultado, esto conduce a daños orgánicos en el sistema vascular del ojo,
  • retinopatía. Se caracteriza por la formación de focos patológicos en la retina, así como por una hemoftalmía parcial. En esta etapa, los síntomas de la enfermedad se manifiestan: escotomas, una disminución de la función visual. Si trata la hipertensión en esta etapa, la retinopatía de los ojos desaparecerá por completo.
  • neurorretinopatía. Edema del nervio, exudación, desprendimiento de la retina se une a las lesiones oculares ya existentes. Sin tratamiento, una persona puede perder la vista.

Forma diabetica

Este tipo de enfermedad progresa únicamente en el contexto de la diabetes. El proceso patológico se desarrolla en tres etapas:

  • retinopatía de fondo. Las venas retinianas se expanden ligeramente y se forman microaneurismas en las paredes de los capilares. Visualmente, se ven como puntos rojos. No hay síntomas que indiquen una dolencia en esta etapa,
  • preproliferativo Se caracteriza por la formación de varias hemorragias pequeñas o medianas en la retina. Hay una tendencia al edema. Alrededor de la mácula se forman depósitos de exudado de lípidos. Todas las manifestaciones de la forma preproliferativa son reversibles,
  • Retinopatía proliferativa. Es de dos subespecies - temprano y tarde. En la etapa inicial, la neovascularización se forma en la superficie de la retina, y en la etapa posterior, nuevos vasos formados crecen gradualmente en el vítreo (el cuerpo intenta normalizar la circulación sanguínea creando nuevos vasos). Los aneurismas también se forman en nuevos vasos. El número de hemorragias aumenta y se produce deformidad del vítreo. La retinopatía proliferativa conduce al desprendimiento de retina de tracción. Es imposible restaurarlo, incluso con la ayuda de una intervención quirúrgica. La retinopatía proliferativa a menudo afecta a las personas en edad de trabajar.

Postrombótica

La forma posttrombótica comienza a progresar después de un cierto período de tiempo después de que haya ocurrido una trombosis de las arterias o venas centrales que alimentan la retina. La trombosis usualmente ocurre en el fondo de una lesión ocular, glaucoma, tumores del aparato visual.

  • hipoxia retiniana aguda,
  • Hemorragias en el tejido de la retina.
  • Oclusión de vasos. Implica una disminución de la función visual, hasta una pérdida total de la visión.

La forma de patología posttrombótica a menudo se desarrolla en pacientes de edad avanzada con antecedentes de hipertensión, aterosclerosis vascular, enfermedad de las arterias coronarias, etc.

El contenido

El tratamiento de la retinopatía depende de la etapa del proceso. Hay 2 áreas principales:

  1. Conservador: instilación de gotas prescritas por un oftalmólogo. Más a menudo son las preparaciones de vitaminas y hormonas.
  2. Quirurgico

La elección del método quirúrgico depende de la etapa del proceso. Como norma, la coagulación con láser o crioquirúrgica (nitrógeno líquido) de la retina o vitrectomía (extirpación del cuerpo vítreo) es realizada por cirujanos oftalmológicos experimentados en instituciones médicas especializadas. La mitad de los pacientes tiene una discrepancia trágica entre una solución quirúrgica exitosa del problema (es decir, una operación técnicamente exitosa) y la falta de visión del paciente operado. Muchas causas y factores conducen a tales resultados insatisfactorios. Estos incluyen el subdesarrollo de los fotorreceptores de la retina y su daño, tanto en el proceso de retinopatía como durante el tratamiento quirúrgico, la presencia de una patología concomitante grave del SNC, el daño congénito en las vías visuales y los centros subcorticales.

Etiología editar

La retinopatía del prematuro es una enfermedad ocular grave que se desarrolla principalmente en bebés extremadamente prematuros, acompañada de cambios en la retina y el cuerpo vítreo. Los principales factores de riesgo para la retinopatía del prematuro son los siguientes:

  • Edad gestacional corta (es decir, el grado de madurez del feto)
  • bajo peso al nacer
  • Intensidad y duración de la ventilación mecánica y la oxigenoterapia (permanecer en la incubadora).
  • anormalidad fetal concomitante
  • La presencia de la madre de enfermedades ginecológicas inflamatorias crónicas durante el embarazo, sangrado durante el parto.

La retinopatía del prematuro se produce debido a un parto prematuro, seguida de la lactancia de los recién nacidos en incubadoras de oxígeno. El oxígeno tiene un efecto adverso en el tejido ocular, causando el crecimiento activo de los vasos retinianos, lo que posteriormente conduce a una reducción significativa de la visión.

Curso de enfermedad

En el desarrollo de la retinopatía del prematuro existen 3 periodos.

  1. Activo (hasta 6 meses de edad), incluyendo cambios en los vasos retinianos (cambios en las arterias, venas varicosas, tortuosidad vascular, turbidez del cuerpo vítreo, hemorragias en el cuerpo vítreo, formación de desgarros y roturas retinianas con desprendimiento de retina).
  2. El período de desarrollo inverso (de 6 meses a 1 año). Posible en las primeras etapas del período activo a cambios en el cuerpo vítreo.
  3. Periodo de vida (después de 1 año de vida). Acompañado por la formación de miopía moderada y alta, desgarros y desprendimiento de retina, el desarrollo de opacidades de lentes, aumento de la presión intraocular, disminución de los globos oculares (subatrofia).

Diagnóstico en niños

Términos del examen realizado por un oftalmólogo para bebés prematuros: el primer examen debe realizarse en la primera semana de vida, luego cada 2 semanas hasta la edad de 36 semanas. En el futuro, la encuesta se realizará mensualmente hasta los 6 meses de edad. Si se detecta una retinopatía del prematuro, los exámenes se realizan una vez a la semana hasta que la enfermedad ha retrocedido por completo. En caso de enfermedad "plus", el examen se realiza 1 vez en 3 días. Después de 1 año de vida, los niños con retinopatía cicatricial del prematuro son observados por un oculista de por vida.

¿Qué médico trata la retinopatía?

El diagnóstico y tratamiento de varias retinopatías es realizado por un oftalmólogo. En una enfermedad grave, envía a una persona a consultar a un retinólogo, un médico que se especializa en enfermedades de la retina. Además, el paciente es atendido por un endocrinólogo, un neuropatólogo, un terapeuta, un cardiólogo u otro especialista relevante.

Pigmento multifocal agudo

Este tipo de retinopatía puede causar daño a ambos ojos y puede observarse desde un lado. Al realizar oftalmoscopia, se puede observar la inflamación de los vasos dañados de la retina y la cabeza del nervio óptico, el aumento de las venas.

Los pacientes se quejan de la pérdida de áreas del campo visual, la calidad de la visión disminuye, se observa inflamación del globo ocular y del iris. Para el tratamiento de esta forma de retinopatía, se utilizan fármacos antiinflamatorios locales, gotas oculares vasodilatadoras, agentes de fortalecimiento vascular y oxigenación hiperbárica. Con un tratamiento oportuno y correcto, el pronóstico es bastante favorable.

Oftalmoscopia

Enfermedad de Coates

Esta forma de retinopatía es más común en varones jóvenes y de mediana edad. En la mayoría de los casos, se caracteriza por un curso unilateral y una progresión lenta.

Esta forma se localiza en los bordes de la retina, la mácula rara vez se ve afectada. Cuando la oftalmoscopia reveló múltiples derrames de sangre y líquido intraocular en el área debajo de la retina.

Con tal retinopatía del ojo, se requiere cirugía. Debido a la acumulación de exudado, se puede producir desprendimiento de retina, luego se requiere una operación urgente para salvar la visión. También entre las complicaciones de la retinopatía exudativa externa está el desarrollo de inflamación del iris, aumento de la presión intraocular y, como resultado, glaucoma.

Las formas secundarias de retinopatía se desarrollan en el fondo de varias enfermedades, por lo que también se denominan antecedentes. Las causas del proceso patológico en los tejidos del ojo pueden ser diabetes, hipertensión, daño mecánico a los ojos, enfermedades de la sangre y órganos formadores de sangre, esclerosis vascular.

Antecedentes en enfermedades hematológicas.

El desarrollo de la enfermedad es posible en algunas enfermedades de la sangre:

  • leucemia
  • Formaciones tumorales en el plasma sanguíneo,
  • baja hemoglobina
  • aumento de los niveles de glóbulos rojos.

Los síntomas varían dependiendo del factor provocador. Tales formas conllevan consecuencias extremadamente graves hasta completar la ceguera. Requiere tratamiento sistemático de la patología subyacente. Para lesiones severas de la retina, se puede utilizar tratamiento quirúrgico.

Pin
Send
Share
Send
Send